Donar

GUERRA CONTRA LOS UNGIDOS.

Número 1032

ImprimirCompatir por email

Las generaciones de avivamiento que se han levantado en los últimos dos mil años que forman la era cristiana han sufrido ataques destructivos de Satanás. Todo mover de Dios en las naciones se ha enfrentado, se enfrenta y se enfrentará con una guera interna y externa. La estrategia satánica consiste en destruir todo lo nuevo que Dios está haciendo en la tierra. La historia nos muestra que todos los avivamientos tienen una fecha de comienzo, pero también una fecha final. Yo profetizo que en este último gran mover de Dios en las naciones, conoceremos las artimañas internas y externas de Satanás, y no seremos derrotados.

¿ Cuál ha sido la estrategia en contra del cuerpo de Cristo en la tierra ? ¿ Por qué hemos llegado a tal estado de división, mundanalidad y conformismo ? En el Salmo 2 encontraremos la estrategia que nos ha traído hasta este lugar en la historia del cristianismo.

En este Salmo, el escritor comienza preguntándole a Dios acerca de la estrategia. " Por qué se amotinan las gentes, y los pueblos piensan cosas vanas ? Se levantarán los reyes de la tierra y príncipes consultarán unidos contra Jehová y contra su ungido, diciendo: Rompamos sus ligaduras, y echemos de nosotros sus cuerdas " (Salmo 2,1-3). Note la inquietud primordial del escritor. La gente se estaba amotinando y los

pueblos estaban pensando cosas vanas. Cuando el Antiguo Testamento habla de " gente ", se refiere a todas las naciones gentiles, paganas. Cuando el Antiguo Testamento menciona la palabra " pueblo", se refiere al pueblo de Dios, a Israel. El escritor está viendo lo siguiente: * Las naciones gentiles paganas se estaban amotinando. * El pueblo de Dios, Israel, estaba pensando cosas vanas. *Ambos hacían esto mientras los reyes de la tierra se levantaban y los príncipes consultaban unidos contra Jehová y contra su ungido.

Las naciones siempre se están amotinando contra Jehová y su ungido. La expresión del ungido, proféticamente está hablando de Jescucristo, el Hijo, y también de la Iglesia, los ungidos, los hijos del Padre. Los enemigos de Dios no pelearán contra Él. Ellos no pueden enfrentarse con el Dios Altísimo, pero sí pueden atacarlo a través de sus ungidos en la tierra. Satanás no puede atacar a Dios directamente, pero ataca a todo hombre y mujer que decida cumplir con el propósito de Dios en su vida, en la Iglesia y en las naciones. Pero también recuerde, que el enemigo también ataca al pueblo de Dios con cosas vanas. El enemigo está planificando que la iglesia haga cosas vacías, que no tienen significado eterno. Quiere que la iglesia discuta cosas sin importancia,que no causen pérdidas en el reino de las tinieblas. Mientras la iglesia no traiga almas a los pies de Cristo, Satanás incentivará actividades vanas.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo