Donar

EL RÍO Y ÁRBOL DE LA VIDA.

Número 799

ImprimirCompatir por email

Nuestro hogar en el cielo será algo más que minerales y joyas. La Biblia dice que un bello río fluye a través de la ciudad. " Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero " (Apocalipsis 22,1 ).

Este río dará vida a los habitantes del cielo. Refrescará y dará gozo a todos los que lo vean y tomen de él. Regará el paisaje y los árboles. Hará que nos sintamos en casa. Si en el cielo todo fuera metálico, recordaríamos los frondosos días verdes de la primavera en la tierra. Pero este lugar será más extraordinario que cualquier cosa que hayamos visto jamás. Si esto le parece demasiado nostálgico, no olvide que Jesús, después de resucitar, cuando acordó una cita para encontrarse con sus discípulos, les envió el siguiente mensaje: "...... id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán" ( Mateo 28, 10). A Jesús le encantaba el mar de Galilea, y a sus discípulos, también. Hay algo en un río de agua corriente o en un plácido lago que calma e inspira. El cielo tendrá el río más grande que jamás haya fluído; ESTE ES EL LLAMADO RÍO DE VIDA.

En el cielo nos encontraremos con el ÁRBOL DE LA VIDA. En el cielo habrá árboles, veamos lo siguiente: " En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones " ( Apocalipsis 22,2).

Si los árboles y las frutas, especialmente el árbol de la vida con sus hojas para la sanidad de las naciones, parecen estar fuera de lugar en tal ambiente de la era especial, recuerde usted que Dios puede colocar allí este árbol como un recordatorio para el mundo de lo que ocurrió en el huerto de Edén, cuando Adán y Eva pecaron contra Dios. Para recordarles cómo fueron sacados del huerto, y perdieron el acceso al árbol de la vida, y murieron. Cada vez que alguien coma del fruto de este árbol, o use las hojas para la sanidad, recordará esto y probablemente volverá a contar la historia. Jesús dijo: " El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios " ( Apocalipsis 2,7).

¡ Qué gozo será andar por los paseos del cielo, al lado de arroyos de agua cristalina y tomar frutos que, colgando de sus verdes ramas, se nos ofrecerán en abundancia ! Los ríos estarán poblados de brillantes peces de todas formas y colores. Estoy seguro de esto porque nuestro Señor comió pescado después de su resurrección, cuando tenía ya un cuerpo incorruptible, pero de carne y huesos ( Lucas 24,36-43).

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo