EL TEMOR, ARMA PRINCIPAL DEL DIABLO.

La Palabra de Dios dice en Romanos 8,14-15: "Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, son hijos de Dios. Pues ustedes no han recibido un espíritu de esclavitud que los lleve otra vez a tener miedo, sino el Espíritu que los hace hijos de Dios. Por este Espíritu nos dirigimos a Dios, diciendo: " ¡ Abbá ! ¡ Padre ! " Y este mismo Espíritu se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que ya somos hijos de Dios.

Cuando usted nació de nuevo, su espíritu humano fue recreado completamente. Usted recibió todas las cualidades, todas las fuerzas espirituales, todas las cosas de Dios que Adán tenía en él cuando Dios lo creó a él en el Jardín de Edén; más todas las cosas en Jesús cuando Dios le levantó a El de los muertos.

Yo quiero que usted note estas palabras: "Pues ustedes no han recibido un espíritu de esclavitud, que los lleve otra vez a tener miedo". El temor no es una fuerza natural de los creyentes nacidos de nuevo. Era natural en usted, antes que usted fuera nacido de nuevo, pero su espíritu fue recreado y la vida eterna nació en su corazón cuando usted hizo a Jesús el Señor de su vida.

Dios nos revela por Su Palabra que Satanás ha perdido su autoridad y poder. El nombre de Jesús

siempre lo derrotará. Lo falso nunca puede ganar. La fe siempre vence al temor. El amor siempre vence al odio. La prosperidad siempre vence a la pobreza.

El temor es una fuerza espiritual, tal como la fe es una fuerza espiritual. Cuando usted aplica temor y opera en él, la fuerza del temor obrará contra usted y le enfermará. El temor activa a Satanás de la misma manera que la fe activa a Dios. El temor es totalmente destructivo. Le va a lisiar su mente, detener el corazón, y aun cambiar el color de su pelo.

El temor es una fuerza satánica que opera contra usted en cada oportunidad. La fe es una fuerza creativa que Dios usa para levantar y construir. La fe ayuda; el temor hiere. Dondequiera que la fe está en operación, usted siempre se beneficiará por ella. Dondequiera que el temor está en operación, usted será puesto en esclavitud y tormento.

" Todas las cosas se mantienen por el poder Su Palabra " ( Hebreos 1,3). Eche fuera todo espíritu de temor y crea que la Palabra de Dios es más poderosa que toda mentira de Satanás. Satanás te quiere ver lleno de miedo para que seas derrotado. No permitas el temor en tu vida. Reprenda, cancela y expulsa temor en el nombre de Jesús y por el poder de Su preciosa sangre.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén