Donar

¿ QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE LOS SANTOS ?

Número 84

ImprimirCompatir por email

De acuerdo con la Biblia, todo verdadero cristiano es un santo. No hay ninguna indicación de que una persona pueda ser hecha santa después de la muerte. La santidad es un asunto de Dios. En las Escrituras, los santos siempre son gentes vivientes, nunca muertos. Por ejemplo, cuando Pablo escribió a los efesios, se les dirigió de esta forma: "A los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Efeso" ( Efesios 1,1). Su carta a los Filipenses, dice : " A todos los santos en Cristo Jesús que están en Filipos" (Flipenses 1,1 ). Los antiguos cristianos en la Iglesia en Roma fueron llamados santos : " A todos los que estáis en Roma, amados de Dios y llamados a ser santos " ( Romanos 1,7) y Romanos 16, 15 dice: " Saludad a Filólogo, a Julia, a Nereo y a su hermana, a Olimpas y a todos los santos que están con ellos ", como también lo fueron los cristianos que vivían en Corinto : " " A la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro " ( 1 Corintios 1, 2) y en 2 Corintios 1,1-2 leemos : "..con todos los santos que están en Acaya. Gracia y paz a vosotros de Dios nuestro Padre, y del Señor Jesucristo ".

De modo que si queremos que un "santo " ore por nosotros, debemos encontrar a un cristiano y pedirle que se una en oración con nosotros. Pero

si tratamos de comunicarnos con personas que hayan muerto, aunque en la tierra hayan demostrado una vida de santidad, eso sería una forma de espiritismo, prohibida por Dios: " No sea hallado en ti... quien consulte a los muertos.. porque es abominable para el Señor cualquiera que hace estas cosas" (Deuteronomio 18, 11-12). La Ley del Señor era muy dura al respecto: " El hombre o mujer que consulten espíritus de muertos o se entreguen a la adivinación , han de morir; serán apedreados, y su sangre caerá sobre ellos " (Levítico 20,27). Esto denota la gravedad de invocar o pedir a los muertos.

La Escritura dice en 1 Corintios 6,11 : " Ya habéis sido santificados ( hecho santos), ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios ". En Efesios 5,3-4 leemos: " No deben ni siquiera hablar de la inmoralidad sexual ni de ninguna otra clase de impureza o avaricia. No digan indecencias ni tonterías ni vulgaridades, porque estas cosas no convienen; más bien alaben a Dios ".

Según estos versículos, Cristo ha lavado a los santos de sus pecados y los ha santificado (hecho santos). Ellos se han apartado de la inmoralidad, de la inmundicia, de la avaricia y de la mentira . Su santidad resulta de la obra continua del Espíritu Santo en sus vidas.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

CaminoAlCielo
DEJARSE CAMBIAR ES CONVERTIRSE. DEJARSE TRANSFORMAR ES SANTIDAD. ¿QUIÉN ESTÁ LLAMADO A LA SANTIDAD? Todo hombre, toda mujer y todo niño de toda época, en todo estado de vida, condición, grado de talento y profesión. TÚ ESTÁS LLAMADO A LA SANTIDAD. "Sed santos en toda vuestra conducta como dice la Escritura: Seréis santos, porque santo soy yo" (1 Pedro 1,15), ¿POR QUÉ? ¡Porque Dios te ama! Tú eres precioso para Él. Tú le perteneces a Él. Él te amó antes de que existiera el tiempo. Él es tu Padre. Tú lo necesitas. ÉL DESEA QUE TU SEAS COMO ÉL: SANTO. "En efecto, hechura suya somos: creados en Cristo Jesús, en orden a las buenas obras que de antemano dispuso Dios que practicáramos" (Efesios 2,10) ¿CUÁNDO? ¡Ahora! Hoy—en este momento. SU GRACIA TE BASTA. "En el tiempo favorable te escuché y en el día de salvación te ayudé. ¡Mirad!, ahora es el tiempo favorable; ahora el día de salvación " (2 Corintios 6,2). ¿DÓNDE PUEDO PRACTICAR LA SANTIDAD? En el hogar En el trabajo En el descanso En la escuela en una multitud, solo, en tu familia en la prisión,en el ghetto. TÚ PUEDES SER SANTO EN TODAS PARTES "Por tanto, ya comáis, ya bebáis o hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para gloria de Dios" (1 Corintios 10,31) ¿ES ESTO POSIBLE? Sí, Jesús dará frutos en ti si tú cooperas con Su gracia. La gracia se recibe con el arrepentimiento, la Confesión, la Comunión, la oración, los sacramentos, la Escritura, las buenas obras, amor, fe y esperanza. "Pero Ilevamos este tesoro en vasos de barro para que aparezca que la extraordinaria grandeza del poder es de Dios y que no viene de nosotros" (2 Corintios 4,7). ¿ES VERDADERAMENTE PARA MI? Sí, la santidad es para ti. No es para personas especialmente elegidas. La santidad es para la gente común y corriente que realizan con gozo la voluntad de Dios, en fe y en verdad. "El santuario de Dios es sagrado, y vosotros sois ese santuario" (1 Corintios 3,17). ¿QUE DEBO HACER?

 

Casa de Oración 2008