ORANDO POR LOS ÀRBOLES FRUTALES DE CANAÁN.

Los árboles en general, pueden ser clasificados en dos grupos: los árboles frutales y los que no dan fruto, estos últimos conocidos en algunos casos como árboles madereros. Es interesante notar que Dios siempre ha preservado a los árboles frutales porque sirven de alimento, mientras que aquellos que no llevan fruto son talados y utilizados para otros fines: " Si antes de conquistar una ciudad tienes que sitiarla por mucho tiempo, no derribes sus árboles a golpe de hacha, pues necesitarás alimentarle de sus frutos. No los derribes, pues no son hombres que puedan defenderse de ti sino sólo árboles del campo. Sin embargo, podrás derribar los árboles que no sean frutales y construir la ciudad que tengas sitiada, hasta que caiga bajo tu dominio ". ( Deuteronomio 20, 19-20).

la Biblia compara en varios pasajes a aquellos hombres que confían en el Señor con los árboles frutales ( Salmo 1,3; Jeremías 17,8), y mas áun, compara al Señor Jesucristo con el Árbol de la Vida, el cual da su fruto cada mes ( Apocalipsis 22, 2), de manera que si analizamos las características naturales de los árboles frutales y las aplicamos al aspecto espiritual podemos encontrar cosas maravillosas.

En términos generales todo árbol tiene un proceso de crecimiento antes de dar su fruto, es decir, debe ser plantado, regado, abonado, cuidado, etc.,

de modo que no da fruto de un día para otro. Sin embargo, cuando el árbol ha llegado a la estatura y la edad necesarias para fructificar, reúne las siguientes características: 1) Su copa y su ramaje dan sombra; esto significa cobertura, protección. El libro de Cantares 2,3 dice: " Cual manzano entre los árboles del bosque es mi amado entre los hombres. Me encanta sentarme a su sombra; dulce a mi paladar es su fruto ". 2) Su raíz y su tallo son robustos; esto significa seguridad, firmeza. Efesios 3,12 dice: " En él (Cristo), mediante la fe, disfrutamos de libertad y confianza para acercarnos a Dios ". Los árboles frutales viejos se talan para que retoñen nuevos vástagos de sus raíces. En Job 14, 7-9 leemos: " Si a un árbol se le derriba, queda al menos la esperanza de que retoñe y de que no se marchiten sus renuevos. Tal vez sus raíces envejezcan en la tierra y su tronco muera en su terreno, pero al sentir el agua, florecerá; echará ramas como árbol recién plantado ". 3) Tiene abundantes hojas; esto significa sanidad. En Apocalipsis 22, 2 leemos: "... A cada lado del río estaba el árbol de la vida,.... y las hojas del árbol son para la salud de las naciones. ". 4) Da fruto; esto significa prosperidad. El Salmo 1,2-3 dice: " ... El que medita en la ley del Señor... Es como un árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega a su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡ Todo cuanto hace prospera ! ".

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén