UN CORDERO POR CASA.

El Antiguo Testamento nos dice como Dios juzgó a Egipto cuando el Faraón rehusó obedecer la orden de Dios de liberar a los israelitas de la cautividad. Por su desobediencia, Dios mandó una plaga para destruir a todos los hijos primogénitos en Egipto.

Para proteger a los israelitas de esta plaga, Dios los instruyó a sacrificar " un cordero por casa ". La sangre de un cordero sacrificado tenía que ser aplicada a los postes de las casas de cada hogar judío. Dios dijo que cuando vería la sangre del Cordero, que pasaría de largo y que la plaga no destruiría a los miembros de esa casa. La sangre de ese cordero sacrificatorio fue lo que salvó a los familiares.

La Biblia dice en Éxodo 12,3 que tomemos " un cordero por casa ". ¿ Quién es ese Cordero ? Cuando Juan el Bautista dijo: " He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo , ¿ de quién estaba hablando ? De Jesús. Jesús es el Cordero de quien nos tenemos que aferrar para nuestras casas. Usted puede tomar el Cordero de Dios para toda su casa .

¿ Significa eso que su muchachito nunca se podrá perder ? No. ¿ Le asegura que su hijo siempre será salvo ? No. Pero es una promesa. Es una declaración, y si usted la reclama, si se aferra a ella, atreviéndose a hácersela recordar a Dios -

si llega a subir la escalera celestial al lugar donde la sangre fue asperjada en los cielos y dice: "Padre, Tú has dicho que puedo tener un Cordero por mis hijos, mi esposo, mi esposa, toda mi casa y los reclamo para Dios "- Dios escuchará su oración.

Yo creo que el Jesús que lloró por Jerusalén, sabe que no podemos ser felices sin reconocer que de alguna manera podemos reclamar a nuestras familias. Y es por eso que creo que se escribió sobre las páginas de Escritura Sagrada que puede haber un cordero por casa. Y no importa cuan lejos ha errado ese hijo o hija en el pecado, cual tenebrosas pueden ser sus vidas, puede haber una mamá o un papá que se aferrarán de Dios y dirán: " Un cordero por casa ". Y Dios obrará.

Su oración es : " Dios mío, que el Cordero de Dios traiga a mis hijos, mi madre, mi padre, mi esposo, mi esposa, mi padre, mi madre, mi abuelito, mi abuelita, mis tíos, mis primos, mi casa a Dios. Los reclamo para mi Dios ". Ellos o ellas te servirán a tí oh Dios porque yo he tomado un cordero para mi casa. Padre celestial, yo tomo ese Cordero - Tu Hijo - no solamente para mi mismo sino para mi casa.

Si tú haz hecho sinceramente esta oración, con todo tu corazón, ¡ recuerde, Dios comenzará a obrar en favor de tu casa ! ¡ BENDICIONES !

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

Oración en audio Bajar oración