Donar

LOS OBISPOS NO SON SUCESORES DE LOS APÓSTOLES.

Número 505

ImprimirCompatir por email

ROMA dice que por derecho divino, sus obispos son los sucesores de los apóstoles. Los cuatros argumentos son los siguientes:

1- MISIÓN INDEFECTIBLE DE LA IGLESIA: Cristo dijo: "..edficaré mi iglesia ; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella" ( Mateo 16,18). Los especialistas católicos dicen que para que la iglesia prevaleciera hasta el fin del mundo era necesario que el poder de Pedro y los otros apóstoles para enseñar, santificar y gobernar también continuaran hasta el fin. Por esta razón, argumentan, los apóstoles deben haber transferido sus poderes a los obispos y sus sucesores.

El hacer tales afirmaciones va más allá de lo que se encuentra en la Biblia. En Mateo 16,18 Cristo prometió que la iglesia estaría sobre el poder de los infiernos, no sería derrotada. No dijo nada de que lograría ese objetivo mediante una sucesión apostólica.

2. EL FIN DEL MUNDO: Antes de ascender al cielo, Jesús prometió a sus discípulos: " Vayan, pues, a las gentes de todas las naciones y háganlas mis discípulos,......yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo. Amén . " (Mateo 28,20 ) .

ROMA dice que si Jesús iba a estar con los apóstoles hasta el fin del mundo, ellos tenían que tener sucesores. Estos, según se pretende, son los obispos de ROMA.

El versículo aquí citado no dice nada de la sucesión apostólica. Jesús dijo " Id, y haced discípulos a todas las naciones..", no que fueran y designaran obispos en todas las diócesis. En este versículo, la promesa de Jesús es estar personalmente con sus discípulos, los discípulos que ellos producirían, y así sucesivamente hasta el fin del mundo.

3. ENCARGA A HOMBRES FIELES: Pablo instruyó a Timoteo: " Lo que has oído ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros " ( 2 Timoteo 2,2).ROMA enseña que así como Pablo, por la imposición de manos, dio poderes apostólicos a Timoteo, y Timoteo debía hacer lo mismo, seleccionado hombres fieles y ordenarlos obispos, así, a lo largo de los siglos. Esto no quiso decir Pablo, quien estaba en la prisión, y esperaba que en cualquier momento lo mataran. Timoteo debía transmitir lo que Pablo le había enseñado, pero no habla nada de poderes que éste concediera a Timoteo.

4- TIMOTEO Y TITO : ROMA afirma que Pablo ordenó a Timoteo como obispo de Éfeso y a Tito como obispo de Creta. Esto por los tres poderes apostólicos: enseñar (Tito 2,1), regir (Tito 2,15) y santificar (Tito 1,5). Lo que la Biblia presenta es que Timoteo y Tito están activamente en la obra de Dios, asociados a Pablo, pero no los identifica como obispos.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración 2008