Donar

¡ VISITAR A UN BRUJO TRAE DESGRACIAS !

Número 423

ImprimirCompatir por email

Para mucha gente, probablemente sea difícil tomar en serio a los brujos-as, curanderos, caciques o hechiceros. Desde su niñez han relacionado a los brujos con ciertas fiestas, con cuentos de castillos encantados, con gatos negros y con escobas. Otros les tienen lástima a las brujas, recordando que en tiempos pasados se les impuso a algunas la pena capital.

A los cristianos se les tiene prohibido consultar adivinos, brujos, curanderos, caciques, espiritistas ( Deuteronomio 18, 9-12).

Mujeres que leen las palmas de las manos, individuos que practican toda clase de sortilegios poniendo alfileres a las fotografías de aquellos a quienes se quiere perjudicar con un maleficio. Muchos son los vivos que le sacan dinero a la gente. Sin embargo, muchos otros trabajan con el diablo y los demonios. Cualquier contacto con ellos es pecado, es peligroso, y puede traer un sinfín de problemas físicos y emocionales.

En Segunda de Reyes 9, 22 se menciona un relato preocupante: Joram le preguntó a Jehú: " ¿Hay paz, Jehú ? Y él respondió : ¿ Qué paz , con las fornicaciones de Jezabel tu madre, y sus muchas HECHICERÍAS ? . Cuando los hechiceros, curanderos, brujos o caciques trabajan; en ese pueblo , barrio , hogar o persona, no puede haber paz.

Los curanderos o caciques utilizan brebajes caseros, imposición de manos o rezos para sus curaciones. Los más conservadores solo hierbas. Los extremistas y sin escrúpulos, usan para sus trabajos: pelos, sangre y algunas partes de animales, lanzan maldiciones y conjuros a raudales.

Un hechicero, cacique o curandero, contacta a espíritus o demonios, de los cuales obtiene conocimiento y poderes mágicos. Cuando se hace un hechizo se comisiona a un demonio, o a varios, para realizar un trabajo contra una persona. La persona queda señalada y comienza a ser atraída hacia una especie de mal. Este puede ser físico, y llegar a afectar su salud, matrimonio, finanzas, o un daño mayor como la muerte misma.

Cuando un brujo, curandero o cacique, habita una casa; ese domicilio queda bajo la concentración de demonios. ¿ Porqué ? Porque en esos lugares hay presencia de demonios, que actúan con plena libertad, a través de la libre invocación de estos mensajeros de satanás (brujos).

La Biblia dice en Isaías 49, 9-11, que vendrán calamidades, desgracias, hasta pérdida de los hijos y viudez cuando se consulta a los brujos y caciques . Segunda de Corintios 6,15 dice que no puede tener comunión Cristo con Belial (satán). Favor hacer oración que está al dorso.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración 2008