SOLO A DIOS DARÁS CULTO.

En Mateo 4,10 leemos: " Le dice entonces Jesús : " Apártate, Satanás, porque está escrito: Al Señor tu Dios adorarás, y sólo a él darás culto ".

A medida que la devoción a María ha ido aumentando, también han aumentado las afirmaciones de que se han visto más apariciones. Mediante estas apariciones, la otra María, no la de la Biblia, ha llamado a muchos fieles al arrepentimiento, a realizar actos de penitencia, y a rezar el rosario por la conversión de los pecadores y por la paz del mundo.

Como resultado de estas apariciones también se han desarrollado prácticas religiosas como la de usar medallas y escapularios que llevan la imagen de María. Se dice que María había instruido a muchos fieles a usar el escapulario ( dos telas cuadradas, que a menudo tienen imágenes, sujetadas con hilo y colgadas al cuello). María prometió al papa Juan XXII que los fieles que murieran usando el escapulario serían liberados del purgatorio el primer sábado después que muriesen.

Las apariciones y los milagros en sí y por sí mismos no prueban nada. El diablo puede imitarlos y operar con señales y prodigios hoy.

Ciertamente, la verdadera Virgen María, la humilde doncella de Nazaret; la que recibió con dulzura, sin mostrarse jamás ofendida, los aparentes reproches

de su Divino hijo, la que se llamara a sí misma la "sierva del Señor ", no podemos imaginarnos que aceptara complacida la pomposa veneración de la que ha sido hecha objeto, de un modo tan general, dentro de ciertos fieles, ni que se sustituya el nombre de Dios y el de su Divino Verbo por su humildísimo nombre de criatura humana. Ella sería la primera en rechazar ese culto fastuoso que se le rinde, a pesar de todas las imaginarias historias de apariciones que se le atribuyen, con las cuales se ha pretendido en vano demostrar lo contrario.

Mucha gente, por su ignorancia y desconocimiento de la Biblia, sin distinguir que están rindiendo CULTO; hacen grutas y altares a María, le rezan el rosario, andan medallas, tienen imágenes, recogen agua donde dicen que supuestamente ha aparecido, portan escapularios, hacen novenas, le ponen su nombre a sus hijas, le consagran sus pueblos como patrona. Esto es culto e idolatría. En ninguna parte de la Biblia dice que a María se le deba venerar o rendir culto de esta manera. Sí, admiración, imitación, por haber sido escogida como la madre de Jesús, pero nunca, jamás, el venerarla, dedicarle una oración o una canción.

Uno de los pecados más severos en el Nuevo Testamento, junto a hechicería y homicidio, es el de la idolatría: " Afuera se quedarán los malvados, los que práctican la brujería, los fornicarios, los que adoran ídolos y practican el mal (Apocalipsis 22,15)

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén