Donar

PRINCIPIOS FINANCIEROS.

Número 901

ImprimirCompatir por email

En Gálatas 6,7-10 leemos : " No se engañen ustedes; nadie puede burlarse de Dios. Lo que se siembra, se cosecha. El que siembra en los malos deseos, de sus malos deseos recogerá una cosecha de muerte. El que siembra en el Espíritu, del Espíritu recogerá una cosecha de vida eterna. Así que no debemos cansarnos de hacer el bien; porque si no nos desanimamos, a su debido tiempo cosecharemos. Por eso, siempre que podamos, hagamos bien a todos, y especialmente a nuestros hermanos en la fe ".

Lo que se siembra se cosecha. Sería sorprendente que usted plantara maíz y brotaran calabazas. O, que sembrara chayotes y esperara una cosecha de mangos. Si usted siembra frijoles, aunque ayune, ore, grite y llore para obtener una cosecha de café, siempre cosechará frijoles. Si usted quiere levantar una cosecha de bendición económica, no es gritando, peleando, ayunando como la va a obtener, sino sembrando dinero. No me refiero que tome una moneda y la siembre en el patio de la casa, como muchos lo hacen en forma supersticiosa; lo que quiero decir es que la Sagrada Escritura, cuando habla de sembrar, lo hace refiriéndose acerca del dar cristiano. El apóstol Pablo, en Gálatas 6, 6 hace mención del dar a la obra misionera o pastoral de la Iglesia de Cristo: " El que recibe instrucción en el mensaje del evangelio, debe compartir con su maestro toda clase de bienes ".

¿ Queremos bendición financiera ? ¿ Queremos ser libres de conflictos económicos ? El primer aspecto que menciona la Escritura dice que debemos sembrar, es decir dar ofrendas y diezmos, a la obra del Señor.

¿ Cuánto debemos dar ? La Biblia habla de cantidad (2): "El que siembra poco, poco cosecha; el que siembra mucho, mucho cosecha " ( 2 Corintios 9,6). Si siembro dos granos de maíz, va a resultar difícil ofrecer tortillas a toda la familia. Si siembro algunas cajuelas de maíz, me preparo para una buena cosecha. ¿Entonces un rico será más bendecido que yo, porque solo puedo dar poco ? La Biblia dice que eso es proporcional, es calidad(3) . " Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, y no de mala gana o a la fuerza, porque Dios ama al que da con alegría " ( 2 Corintios 9, 7).

En cuarto lugar, ¿ Cuánto tiempo debo esperar para recibir la cosecha de bendición? Para que nadie se desaliente, Pablo recuerda a sus lectores que las recompensas (cosecha) son seguras, aunque no sean inmediatas. No se cosecha un campo de trigo al día siguiente de sembrarlo. Lo mismo pasa en el plano espiritual; la recompensa sigue de cierto a la fiel siembra, a su debido tiempo (Gálatas 6,9). La cosecha, según 2 Corintios 9,10 será muy grande.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo