Donar

ENFERMEDADES DEMONÍACAS.

Número 900

ImprimirCompatir por email

" Trajeron a él muchos endemoniados; y echó los demonios con la palabra, y sanó a todos los enfermos " ( Mateo 8,16). Esto infiere que las enfermedades que Jesús sanó fueron causadas por demonios. Echó fuera a los demonios, y sanó a la gente. Esto es lo que dijo Pedro cuando escribió: " Como Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder..... a Jesús de Nazaret; y cómo éste anduvo ... sanando a todos los oprimidos por el diablo " ( Hechos 10,38).

En San Lucas 13, Jesús aparece en la sinagoga donde había una mujer que tenía el cuerpo doblado hasta tal punto que no podía enderezarse. La Biblia dice que ella tuvo " un espíritu de enfermedad " ( Lucas 13,11). ¿ Qué clase de espíritu ? ¿ Era una bendición enviada por Dios ? ¡ No ! Jesús dijo : " Satanás la había atado ".

Si hubieran pedido a los doctores que la examinaran, ningún especialista de la espina dorsal en todo el mundo hubiera dicho: " es un espíritu de enfermedad que la tiene atada ". Los doctores lo llamarían artritis de la espina dorsal, o que las vértebras están dislocadas, o darían algún otro nombre científico, y tendrían razón en cuanto a los nombres médicos. Mas si queremos llegar al fondo de su malestar, tendremos que darnos cuenta de que un espíritu de enfermedad de Satanás la había atado. Cuando se echó fuera

el espíritu de enfermedad y se reprendió la opresión satánica, ella sanó.

Fue traído a Jesús un " endemoniado, ciego y mudo " ( Mateo 12,22). Cuando el diablo fue echado fuera, el ciego podía ver y el mudo podía hablar. Así vemos que un demonio ciego había causado la ceguera.

" Le trajeron un hombre mudo, endemoniado. Y echado fuera el demonio, el mudo habló " (Mateo 9, 32-33). Aquí, la mudez fue causada por un demonio mudo.

" Reprendió al espíritu inmundo diciéndole: "espíritu mudo y sordo, yo te mandó, sal de él, y no entres más en él " ( Marcos 9,25). Aquí la sordera fue causada por un espíritu sordo que había sido enviado a poseer al niño y matarle porque " muchas veces le echa en el fuego y en el agua, para matarle " ( Marcos 9,22).

Los doctores pueden llamarla artritis, pero un espíritu tiránico del diablo es la causa verdadera. El término médico puede ser "cuerdas vocales sin desarrollo " y " nervios muertos del oído ", pero la causa verdadera es un espíritu sordo y mudo del diablo que debe ser echado fuera en el Nombre de Jesús.

 

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo