Donar

DIOS ABORRECE LA ADIVINACIÓN

Número 399

ImprimirCompatir por email
Este tratado tiene audio. ¿Deseas escuchar?

Ver tratado en forma impresa

" Una vez, cuando íbamos al lugar de oración, nos salió al encuentro una joven esclava que tenía un espíritu de adivinación. Con sus poderes ganaba mucho dinero para sus amos. Nos seguía a Pablo y a nosotros, gritando: -Estos son siervos del Dios Altísimo, y les anuncian a ustedes el camino de salvación. Así continuó durante muchos días. Por fin Pablo se molestó tanto que se volvió y reprendió al espíritu: - ¡ En el nombre de Jesucristo, te ordeno que salgas de ella ! Y en aquel mismo momento el espíritu la dejó. ( Hechos de los Apóstoles 16, 16-18).

El diccionario define la palabra adivinar así: " predecir lo futuro o descubrir lo oculto o ignorado".

La Palabra de Dios va más allá de esa definición, diciendo que la gente que adivina está controlada o poseída por espíritus que los habilitan para recibir información sobrenatural en cierto momento en particular.

El espíritu de adivinación a menudo hace uso de objetos tales como arena, huesos, entrañas de un sacrificio, hojas de té, cartas del tarot, lectura de la palma, horóscopos, la ouija, tablas de escritura espiritista, bola de cristal, juegos computarizados de ocultismo, amuletos o magia para conseguir salud, levitación, literatura y objetos de ocultismo, etc.

Dios aborrece la adivinación porque ésta conduce a la gente a buscar inteligencia satánica para ser guiados en sus vidas, en vez de buscar a Dios y su Palabra..

En el caso de la muchacha adivina; que estaba esclava de Satanás pues tenía un espíritu de adivinación. Poseída por un demonio, podía predecir el futuro y hacer otras asombrosas revelaciones; cuando tuvo un encuentro con los misioneros cristianos, Pablo se sintió entristecido por la mísera condición de esta joven esclava. De modo que mandó al demonio, en el todopoderoso nombre de Jesucristo, que saliese de ella. Inmediatamente quedó liberada de esta terrible esclavitud, y se transformó en una persona racional y cuerda. Es importante anotar que Pablo no reprendió a la muchacha sino al espíritu que estaba actuando por medio de ella.

Este es un claro ejemplo de que el Poder de Dios siempre es más grande que el poder del diablo. " ... porque el que está en ustedes es más poderoso que el que está en el mundo " ( 1 Juan 4,4 ). El demonio tuvo que irse cuando un hijo de Dios le ordenó que se fuera en el nombre de Jesucristo.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo