Donar

EL JUICIO DEL GRAN TRONO BLANCO

Número 369

ImprimirCompatir por email

El día más pavoroso en la historia de la eternidad para los que no recibieron a Cristo como su Salvador y Señor, será aquel en que se ventile el juicio del gran TRONO BLANCO. ¿ Puede usted imaginar el terror que los perdidos experimentarán cuando se encuentren cara a cara con su Creador ?

El día del juicio no es sólo un hecho de la profecía bíblica; es un hecho que está arraigado en la conciencia del hombre. El profeta Daniel declara: " Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua " ( Daniel 12,2).

Al apóstol Juan se le dio una visión del juicio del gran trono blanco. El la describe de la siguiente manera : " Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego" (Apocalipsis 20, 12-15).

En otro tratado indiqué que los creyentes en Jesús seremos juzgados y recompensados por obras , en el tribunal de Cristo. Sin embargo, es necesario aclarar que el juicio del gran TRONO BLANCO no es para los cristianos, sino para todos los incrédulos de todos los tiempos.

TODOS COMPARECERÁN ANTE DIOS: " Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios " ( Apocalipsis 20,12). Los grandes de la historia comparecerán aquel día: los césares, los emperadores, los reyes, las reinas, los faraones y los dictadores. Allí estarán presentes Nerón, Hitler, etc. También estarán presentes agricultores, panaderos, carpinteros, educadores, médicos, deportistas, científicos, empresarios, etc. Todos participando de este pavoroso juicio.

NUESTRAS VIDAS SERÁN EXPUESTAS: "... Y los libros fueron abiertos " (Apocalipsis 20,12). Dios ha conservado un registro completo de toda persona que haya vivido alguna vez, desde su primer aliento hasta el postrero. Dios no sólo ha mantenido un registro detallado de nuestras obras, sino también de nuestros pensamientos, de nuestros deseos y de nuestros planes secretos. No habrá secretos ( Lucas 12, 2-3). Dios, de manera instántanea, obtendrá la información necesaria de todas las almas que estén delante de Él y dictará sentencia.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo