¿ QUÉ SUCEDERÁ CON EL PUEBLO QUE SE QUEDE ?

Las Escrituras enseñan que la fe de los creyentes durante el período de la tribulación, cuando la iglesia haya partido al cielo, será probada hasta el extremo de sus límites ( Mateo 24, 22 -24 ). En Apocalipsis 13,7 dice : " Y se les permitió hacer guerra contra los santos y vencerlos .."

El precio de no adorar la Bestia será ejecución inmediata ( Apocalipsis 1,1 ; 13, 15). Pero, muchos estarán deseosos de todas maneras, y enfrentarán el martirio para escapar de la condenación ( Apocalipsis 6,9). Estos serán aquellos " salidos de la Gran Tribulación " ( Apocalipsis 7,14).

Los que se resistan y confiesen que son de Cristo, dice la Biblia que, serán degollados por causa de la Palabra y el testimonio que mantienen. Se SALVAN, pero al precio de perder su cuello físico.

Antes de que todo eso suceda, antes de que esa figura demoníaca se enseñorée de esta tierra, se escuchará el sonido de una Trompeta. Ese sonido glorioso sólo será percibido por la NOVIA, la Iglesia pura, la cual será levantada y librada de los horrores que se vivirán en la tierra.

Cristo viene a buscar una Iglesia pura, sin manchas, ni arrugas, santa e inmaculada. ¿Dónde nos muestra la Biblia eso ? En Lucas 21, 34-36, Jesús mismo lo enseñó: " Tengan cuidado, no sea que se les endurezca el corazón por el vicio, la embriaguez y las preocupaciones de esta vida. De otra manera, aquel día caerá de improviso sobre ustedes, pues vendrá como una trampa sobre todos los habitantes de la tierra. Estén siempre vigilantes, y oren para que puedan escapar de todo lo que está por suceder, y presentarse delante del Hijo del Hombre. "

Dios promete que los que estén velando y orando, ESCAPARÁN. ¿ Hacia dónde escaparán? Estarán delante del Hijo del Hombre, Jesucristo. Y ¿ dónde está Jesús en su manifestación física ? Está a la diestra del Padre, en el Reino de los cielos.

Cuando suene la trompeta, volaremos arrebatados en nubes y llegaremos al mismísimo Trono de Dios y ahí estaremos en pie delante del Señor. ¡ Hemos Escapado ! ¿Porqué ? ¡ PORQUE EL JUSTO NO PUEDE PERECER JUNTAMENTE CON EL IMPÍO !

No se desvíe del CAMINO. Sea sabio-a para alcanzar esa gloriosa meta.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

Oración en audio Bajar oración