LA PERSONA DEL ANTICRISTO

La Biblia afirma y todos estamos de acuerdo en un punto: la Bestia o el Anticristo será realmente un hombre - un caudillo auténtico, revestido de poderes paranormales. "También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer ..." ( Apocalipsis 13, 13-14).

La realidad de un dirigente futuro conocido como el Anticristo está bien atestiguada en la Biblia; ningún estudioso serio de la Biblia puede negar su existencia. Se trata de más que un simbolo del mal o de una fuerza impersonal: toda su existencia y ser se opone al plan de Dios y al Hijo de Dios.

Las Escrituras utilizan muchos términos para describirlo: el cuerno pequeño (Daniel 7,8); el rey altivo (Daniel 8,23); el príncipe que ha de venir ( Daniel 9,26); el desolador, la muchedumbre de las abominaciones ( Daniel 9,27 y Mateo 24,15); el hombre de pecado y hijo de perdición ( 2 Tesalonicenses 2,3); el inicuo ( 2 Tesalonicenses 2,8) la bestia ( Apocalipsis 11,7; véase también 13,1; 14,9; 15,2, 16,2; 17,3; 19, 20; 20,10).

Hay un hombre llamado Uri Geller quien realiza cosas verdaderamente increíbles, sobrenaturales, y han sido reconocidas y autenticadas por eminentes y renombrados científicos - de Israel, de Europa y de los Estados Unidos.

Entre las innumerables cosas que realiza está el transformar el plomo en oro; el encorvamiento de piezas de hierro; la paralización de máquinas - incluyendo las computadoras; el hacer abrirse en flores los botones; hacer desaparecer objetos que luego reaparecen en lugares imposibles; teletransportarse con la velocidad de un relámpago en 10 mil kilómetros de distancia, etc.".

No estoy diciendo que Uri Geller sea el Anticristo; pero si podría una especie de precursor del Anticristo; alguien que realiza señales y que tiene que aparecer, desde luego, después de que la iglesia haya sido arrebatada. Una declaración de nuestro Señor en Juan 5,43 dice: " Yo he venido en nombre de mi Padre, y ustedes no me aceptan; pero si otro viniera en su propia cuenta, a ése sí lo aceptarían ". A diferencia del Cristo rechazado por los judíos, no será así con el Anticristo.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén