JESUCRISTO ES DIOS

Jesús expresó repetidas veces que era Dios. Jehová o propiamente, Yavé -. Es el nombre especial dado por Dios para sí mismo. En el Antiguo Testamento hebreo se escribe simplemente con cuatro letras (YHWH) y era considerado tan santo que el judío no lo pronunciaba. Jehová o Yavé es el nombre revelado a Moisés, cuando Dios dijo : " YO SOY EL QUE SOY " ( Éxodo 3,14); y solo se emplea para referirse al único Dios verdadero. Isaías escribió : " Así dice Jehová o Yavé: YO SOY; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas (Isaías 44,6).

No es extraño entonces, a la luz de esto, que los judíos tomaron piedras y acusaran a Jesús de blasfemar cuando afirmó ser Jehová o Yavé. Jesús dijo: '' YO SOY el buen pastor ( Juan 10,41), pero el Antiguo Testamento decía: "Jehová es mi pastor " (Salmo 23,1). Jesús oró : " Ahora pues, Padre, glorifícame tú para contigo. Con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese (Juan 17,5). Pero Jehová o Yavé del Antiguo Testamento dijo: "Y a otro no daré mi gloria" (Isaías 42.8).

El salmista declara: " Jehová o Yavé es mi luz " (Salmo 27,1), y Jesús dice: " YO SOY la luz del mundo " ( Juan 8,12). Quizá la más fuerte expresión de Jesús proclamando ser Jehová o Yavé es: " Antes que Abraham fuese, YO SOY "

(Juan 8,58). Esta expresión proclama no solo existir antes que Abraham, sino igualdad con el " YO SOY" de Éxodo 3,14.

Otros declaraciones de Jesús respecto a su divinidad lo encontramos en (Juan 8,58) : Ser Jehová o Yavé; (Juan 5,18) : Igualdad con Dios; (Marcos 14,61 -64): Ser el Mesías; ( Mateo 28,17); Aceptar adoración; (Mateo 28,18): Igual autoridad con Dios; (Juan 14,13-14) : Orar en su nombre.

Los judíos que lo rodeaban comprendieron claramente lo que Jesús quiso decir, y recogieron piedras para matarlo por blasfemia ( Juan 8,58 ; 10,31 -33).

Jesús también proclamaba ser igual a Dios en otros aspectos. No solo asumió los títulos de Dios, sino que reclamó para sí mismo los privilegios de Dios. A un paralítico le dijo:" Hijo tus pecados te son perdonados" ( Marcos 2.5).

Los escribas respondieron correctamente; "¿Quién puede perdonar pecados sino solo Dios ? Así que para probar que su proclamación no es una vana jactancia, sanó al paralítico ofreciendo la prueba directa que también era verdad de que había dicho en cuanto a perdonar pecados. Jesús agregó: " Porque como el Padre levanta a los muertos; así también el Hijo del Hombre".

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén