Donar

CUANDO DIOS NOS DICE: "ESPERA"

Número 277

ImprimirCompatir por email

El éxito en la vida radica en que miremos las cosas según la perspectiva de Dios. Santiago 1,2-7 nos habla acerca de los problemas de la vida, y como usarlos como instrumentos para conseguir ejercitar la paciencia. He aquí un sencillo plan con tres pasos para mantenemos confiados en medio de las dificultades.

1. REGOCÍJESE en medio de sus problemas y vea en ellos el desarrollo de un plan de largo alcance. " Hermanos míos. ustedes deben tenerse por muy dichosos cuando se vean sometidos a pruebas de toda clase. Pues ya saben que cuando su fe es puesta a prueba, ustedes aprenden a soportar con fortaleza el sufrimiento. Pero procuren que esa fortaleza los lleve a la perfección, a la madurez plena, sin que les falte nada".

No se trata de regocijarnos en los tiempos difíciles porque seamos morbosos o masoquistas, sino porque puede vislumbrarse un plan de largo alcance dirigido por la mente de Dios, quien puede hacer surgir bendiciones aun de las pruebas más severas. No podemos sentimos felices por el simple hecho de sufrir, pero podemos gozamos en que nuestra nadurez y perfección espiritual se vayan completando conforme a la voluntad de Dios.

Quizás le pueda suceder a usted como a un cristiano de negocios que sufre un quebranto

económico importante y se disgustó y enojó tanto que le pegó un puntapié a la puerta y se rompió el pie. Eso no es ser maduro ni completo.

Cuando su hijo pierde un examen, o se descompone su televisor, dé gracias a Dios en todo. No estará dando gracias por las cosas malas en sí, sino por lo bueno que Dios va a sacar de ellas.

2. PIDA SABIDURÍA: " Si alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se lo dará; pues Dios da a todos sin limitación y sin hacer reproche alguno" (Santiago 1,5).

Cuando vienen las dificultades, generalmente estamos confusos y no sabemos que hacer. Ésto es precisamente la ocasión para clamar a Dios y pedirle que nos dé abundante sabiduría, porque esta promesa de Santiago 1,5 fue escrito especialmente para aquellos que están atravesando circunstancias difíciles.

3. NO DUDE: Santiago 1,6-8 dice: " Pero tiene que pedir con fe , sin dudar nada; porque el que duda es como una ola del mar, que el viento lleva de un lado a otro. " Si tiene una determinada necesidad y le pide ayuda a Dios, no crea que si la respuesta no viene en los próximos cinco minutos, Dios se ha olvidado de usted. El calendario de Dios es diferente al nuestro pero es el mejor.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo