Donar

LA IMPORTANCIA DE LA SAL .

Número 242

ImprimirCompatir por email

La Palabra de Dios, en 2 Crónicas 13,5 dice: " ¿ No saben que el Señor, Dios de Israel, concedió para siempre el reino de Israel a David y a sus descendientes mediante un PACTO DE SAL ? ".

La sal es símbolo de perpetuidad. La sal sellaba un pacto para siempre. Vemos por ejemplo que los sacrificios y las ofrendas en el Antiguo Testamento eran siempre sellados con sal. Levítico 2,13 dice : " Todas las ofrendas de cereal las sazonarán con sal, y no dejarán que les falte la sal del pacto de su Dios. A todas las ofrendas deberán ponerles sal ".

La sal se usaba para hacer estéril el campo de los enemigos ( Deuteronomio 29, 23, Sofonías 2,9).

Cuando un ejército tomaba una ciudad, la asolaba y la sembraba de sal. Tal fue el caso de SIQUEM. Leemos en Jueces 9,45 : " Y Abimelec peleó contra la ciudad todo aquel día, y tomó la ciudad, y mató al pueblo que en ella estaba; y asoló la ciudad y la sembró de sal . "

También se reconoce el poder purificador de la sal como lo demuestra el hecho de que Eliseo echó sal en unas aguas que no se podían beber. En 2 Reyes 2,19-22 leemos: " Luego, los habitantes de la ciudad le dijeron a Eliseo:

- Señor, como usted puede ver, nuestra ciudad está bien ubicada, pero el agua es mala, y por eso la tierra ha quedado estéril. - Tráiganme una vasija nueva, y échenle sal - les ordenó Eliseo.

Cuando se la entregaron, Eliseo fue al manantial y, arrojando allí la sal, exclamó: - Así dice el Señor: " ¡ Yo purifico esta agua para que nunca cause muerte ni esterilidad ! " A partir de ese momento, y hasta el día de hoy, el agua quedó purificada, según la palabra de Eliseo.

Es importante anotar que estas aguas no son sanadas por el poder de Eliseo, sino del Señor. Eliseo no pretendió hacerlo por su propio poder, sino en el nombre de Dios: " Así dice el Señor: Yo sano estas aguas ". Con esta invocación las aguas debían obedecer con mayor presteza a la voz de su creador. El saneamiento fue duradero, no momentáneo.

Estamos viviendo la época donde las tinieblas cubrirán densamente la tierra, donde los pactos diabólicos se hacen por todos lados, a través de hechiceros, de los satanistas, de invocadores espiritistas. Ante esto, necesitamos un recurso que le dé a los pactos de Dios que establecemos sobre la tierra un carácter perpetuo, donde el diablo no pueda edificar nada encima. Y para esto sirve la aplicación de SAL en el nombre de Cristo.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo