EL FIN ESTÁ CERCA.

"Velad, pues, porque no sabéis en qué día viene vuestro Señor." Mateo 24:42. En medio del mundo turbulento en que nos encontramos, podríamos preguntarnos, ¿qué tan cerca estamos del final de los tiempos?

Una cosa que parece fascinante, es que desde hace 2500 años, la Biblia predijo muchas de las profecías que estamos experimentando en este momento. Comenzaron a cumplirse cuando Israel volvió a ser una nación. De hecho, la Biblia es bastante clara, una vez que Israel se convirtió en una nación, una generación no pasaría lejos antes de ver la segunda venida de Cristo (Mateo 24:4-34).

La hija de Billy Graham, Anne Graham Lotz, escribió recientemente en su página web que cree que "Jesús pronto regresará para tomar a todos sus seguidores y llevárselos al cielo con Él, en lo que se conoce como El Rapto". Tiene una severa advertencia: el juicio de Dios se acerca y "va a ser feo".

¿Te puedes imaginar el impacto para el mundo, cuando de momento todo cristiano auténtico desaparece? Instituciones se derrumbarán. Bancos cerrarán. El Mercado de Valores caerá. Los aviones caerán del cielo. Vehículos se volcaran en la carretera. Gobiernos en todos los niveles se  desintegrarán. Las familias serán destrozadas. Será una confusión sin precedentes. Habrá caos masivo, la confusión, el miedo, el dolor, la desesperación, la ira, la amenaza, peligro… el juicio".

Esto que está a punto de suceder, nos recuerda la historia de un niño que iba con frecuencia a la casa de su abuela a almorzar. Una de las cosas que disfrutaba de manera especial en esa casa era observar el antiguo reloj de su abuelo cuando daba las 12:00. Era uno de esos relojes que sonaba cada hora, y el número de sonidos correspondía al momento del día. Al niño le encantaba este reloj. Pero ese día en particular, algo se había descompuesto en el mecanismo interno del reloj. Cuando dio las 12, en lugar de sonar doce veces, sonó 13... 14... 15... y luego 16 veces. El niño corrió lleno de algarabía hacia la cocina donde su abuela preparaba el almuerzo y exclamó: "¡Abuela! ¡Abuelo! ¡Es más tarde que nunca!". Esta es una descripción adecuada de los tiempos en los que vivimos en este momento. ¡Es más tarde que nunca!

El tiempo que nos queda es cada día más corto, las profecías bíblicas continúan acelerándose. Este mundo se ha vuelto arrogante. Para muchos líderes cristianos, la iglesia necesita despertar y permanecer vigilante en estos días. ¿estas tu listo para encontrarte con tu Dios?

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén