SEÑALES DEL FIN

Maremotos. Terremotos. Huracanes. Terrorismo. Guerra en el Medio Oriente. La creación del Estado de Israel el 14 de mayo de 1948 (Isaías 66,8). La restauración del Sanedrín en Israel y todos los preparativos para la reanudación de los servicios del Tercer Templo. Los disturbios en Egipto (Isaías 19), el surgimiento de China como una superpotencia militar y económica, la disminución de los Estados Unidos como una superpotencia, la agresión cada vez mayor de Rusia y la creciente amenaza de Islam militante. También están aumentando los planes de la ONU para un modelo de gobernar todo el planeta. Varios líderes políticos del mundo, especialmente en Europa, están llamando a una autoridad política mundial para combatir el cambio climático, la pobreza global y otras crisis. Hasta los escépticos comienzan a preguntarse: « ¿Estamos viviendo en los últimos días? ¿Son estas las "señales de los tiempos" de las que nos habla la Biblia, que sucederán antes del regreso de Cristo?».

 

Cuando los fariseos y saduceos le pidieron a Jesús que les mostrara una señal del cielo, les dijo: «Ustedes pueden leer las predicciones del tiempo en el cielo. Si el cielo se pone rojo hoy por la tarde saben que habrá buen tiempo mañana; y si por la mañana se pone rojo saben que habrá tempestad. ¡Y no pueden leer las notorias señales de los tiempos!» (Mateo 16:2-3).

 

Creo que los sucesos que se producen en nuestro mundo en este instante son, por cierto, las señales de los tiempos. Jesús dijo: «Cuando comiencen a suceder estas cosas, cobren ánimo y levanten la cabeza, porque se acerca su redención» (Lucas 21:28). Vivimos en un tiempo en el cual, literalmente, vemos cómo se cumple la profecía bíblica delante de nuestros ojos.

 

En Lucas 17, Jesús, al hablar de su regreso, dijo: “Cuando yo regrese, el mundo estará tan indiferente a las cosas de Dios como lo estaba en los días de Noé. En los días de Noé la gente estuvo comiendo, bebiendo y casándose hasta el instante mismo en que Noé entró en el arca y llegó el diluvio y los destruyó. Y será también como en los días de Lot. La gente siguió como de costumbre comiendo, bebiendo, comerciando, cosechando y construyendo edificios, hasta el día en que Lot salió de Sodoma, y del cielo cayó fuego y azufre que los destruyó. Así mismo será el día en que yo venga”, (w. 26-30)

 

¿Acaso no suena muy parecido a los días de hoy? Cuando miro los tiempos en los que vivimos, se parecen de manera sorprendente a lo que este y otros pasajes de la Biblia describen como los últimos días de la tierra. ¿Vivimos en esos días? Pienso que sí. Nunca ha existido una generación que haya estado más cerca del regreso de Cristo que lo que estamos ahora.

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén