¿Debe Celebrar un creyente la Navidad?

La “Navidad” no se menciona en la Biblia. En las Escrituras no se nos ha mandado que celebremos el nacimiento del Salvador. El Mesías no nació el 25 de Diciembre, sino que nació alrededor de Septiembre o de Octubre, durante la Fiesta de los Tabernáculos, pero nadie puede saber con seguridad el día exacto. Si el Todopoderoso hubiera querido que lo celebrásemos, nos hubiera dicho la fecha exacta, como lo hizo con otras de sus Fiestas Sagradas en Levítico 23.

 

El 25 de Diciembre era la fecha del solsticio de invierno en la antigua Roma, y lo celebraban los paganos del Mitraísmo, que adoraban al sol, “el cumpleaños del sol invencible” porque en ese día el sol comenzó su regreso a los cielos del norte. Además, en esta  fecha se celebraba el festival pagano Brumalia en Roma, antes del nacimiento de nuestro Salvador, que iba precedido por el festival de Saturnalia, del 17 al 24 de Diciembre, en honor del dios romano Saturno.

 

Los festivales de Saturnalia y Brumalia eran tan populares entre los idólatras y se hallaban tan profundamente arraigados en sus costumbres, que en lugar de intentar reformar al pueblo pagano, la Iglesia Romana optó por absorber los festivales e incorporarlos al “Cristianismo.”

 

En inglés “Christmas” (Navidad) es una contracción de “Christ y Mass” es decir, Cristo y Misa. La “misa” es algo ideado por el hombre, una doctrina Católico Romana, en la que al Salvador se le sacrifica una y otra vez en lo que se llama un “sacrificio sin sangre”, enseñando que el auténtico creyente no puede quedar totalmente limpio de sus pecados a menos que participe de este sacrificio de la misa. La Navidad es, pues, una fiesta católica.

 

Los árboles de Navidad, los troncos, las velas, las campanitas, el muérdago, las coronas, las esferas, las luces y Santa Claus no tienen nada que ver con el nacimiento del Salvador y la mayoría de ellas tienen su raíz en los ritos de la fertilidad o en la adoración al sol, procedente de un pasado pagano y han sido injertadas en la llamada iglesia “cristiana” durante o después del siglo catorce.

 

Si el 25 de Diciembre fuese realmente el nacimiento de Jesús, puede estar usted seguro de que el mundo no tendría nada que ver con esa fecha y el verdadero hecho de que el mundo lo celebre demuestra que no es de Dios.

 

La Biblia dice: “Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres:……” (Marcos 7:7-8)

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén