UN CIELO PARA GANAR, UN INFIERNO QUE EVITAR

“Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación” (Apocalipsis 2:20-21). De acuerdo con la Palabra de Dios, a esta mujer llamada Jezabel se le dio tiempo, para arrepentirse y cambiar sus caminos. En el versículo 21, Dios dice que le dio “espacio” para arrepentirse, pero no lo hizo.

¿Alguna vez se detuvo a pensar que Dios no solamente le dio a esta mujer tiempo para arrepentirse, sino que se lo da a todas las personas del mundo? ¿Por qué hace esto? Porque Dios es el Gran Dador, el Gran Proveedor y el Gran Amador (Juan 3:16). De acuerdo con Apocalipsis 2:21, espacio para arrepentirse se traduce como “tiempo”. La palabra griega “espacio” significa “tiempo”. Los filósofos han dicho: “El tiempo es la sucesión de ideas”. Pero los que no están salvos necesitan saber que el “tiempo es el espacio para arrepentirse” (Apocalipsis 2:21). Dios, le ha dado espacio para arrepentirse. A la luz de este espacio para arrepentirse, es importante que los que no son salvos en todo lugar sepan que hay una limitación para aceptar la misericordia de Dios y que es la responsabilidad del hombre arrepentirse. Job 14:5 dice: “Ciertamente sus días están determinados, y el número de sus meses está cerca de ti; le pusiste límites, de los cuales no pasará”. A pesar de que Dios está lleno de misericordia, su ofrecimiento de misericordia está extendido al hombre únicamente con estas ciertas limitaciones de tiempo. Fue en la misericordia de Dios que le dio a esta mujer Jezabel espacio para arrepentirse.

 

En la eternidad hay dos lugares para habitar. ell cielo o el infierno. El camino que lleva a estos lugares está sobre la Tierra, y ¡el tiempo para arrepentirse es ahora!. El tiempo para que el hombre pueda arrepentirse de este lado de la eternidad se acaba. Y cuando termina, es demasiado tarde para arrepentirse.  Recuerde, hay un cielo para ganar y un infierno para evitar.

Algunas personas piensan que trato de asustarlos. Pero no, no trato de asustar a nadie. Doy simplemente los hechos de la Palabra de Dios. El hombre debe hacer su propia elección. Después de todo, es el único que finalmente debe hacerlo. ¡No pases una eternidad separado de Dios! Haga la decisión hoy mismo de elegir el cielo como su hogar.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén