ES EL TIEMPO DE DIOS PARA CUBA.

Las misiones están experimentando cambios profundos. La visión de la Iglesia local es levantar líderes autóctonos para potencializar el liderazgo local. Mi humilde opinión, al hablar de nuestra corta experiencia en Cuba, no es enviarles misioneros para predicarles las Buenas Nuevas de Jesús, sino sostenerlos financieramente para que ellos desarrollen la Misión que el Señor les ha encomendado. La generosidad que el creyente cubano va a valorar es nuestra inversión económica en el Reino, sin ponerle un techo o condición a nuestro dar.

La propuesta de este tratado es compartirles la inversión económica de nuestra Iglesia en Cuba, más que para jactarnos de lo que hacemos, es expresarles que queremos formar parte de esa Iglesia del futuro, que no tiene fronteras denominacionales, que está centrada en la persona de Jesús con los brazos extendidos hacia una sociedad necesitada y sin esperanza.

Nuestra Iglesia Misionera, ha optado por invertir en Cuba, desde el año 2014, en una visita a la Isla, y que abrió una conexión con líderes cristianos para tenderles la mano y apoyarlos en una mancomunal obra que están desarrollando incansablemente en Cuba. Con los pocos recursos que les hemos dado, ellos diseñaron y produjeron la cantidad de más de 64 mil Tratados Bíblicos, que está esparciendo la Denominación Cristiana Pentecostal Unida, con sus ocho mil miembros, 75 pastores y 77 Iglesias. Es extraordinario, como toda la Iglesia está siendo motivada por sus líderes a evangelizar. Ellos pretenden que toda la Iglesia cubana esté en movimiento.

Recién en Marzo, hicimos una breve visita a Cuba, mi esposa Lilly, mi hijo David, y su servidor, para entregarles otra OFRENDA ECONÓMICA, para reproducción de Tratados Bíblicos, apoyar a sus pastores y también, algunos de los tantos proyectos que ellos están desarrollando. Además, hicimos entrega de unas Biblias, Devocionales, un PROYECTOR, una COMPUTADORA. Es impresionante, nos decía el Reverendo Eliseo, líder nacional, que este proyector les llegó en el momento oportuno, pues únicamente tenían un solo Proyector para las 77 Iglesias, y con algunos años de uso. Eso nos motiva a seguir sembrando en este lugar.

La visión de Jesús acerca de la Iglesia es mucho más grande que edificios o denominaciones. En Apocalipsis 7,9-12, Jesús soñó con un Reino compuesto de hombres y mujeres, sin importar las razas, culturas o edades, gobernado en la tierra bajo el liderazgo del Espíritu Santo. Cuba necesita tu apoyo financiero.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén