LAS ZORRAS PEQUEÑAS Y HALLOWEEN.

Los abogados especialistas en problemas matrimoniales dicen que por lo general, los vínculos matrimoniales se rompen por pequeñas cosas. Se necesita un pequeño clavo para pinchar un neumático. Un pequeño error de un mecánico puede causar la explosión de un avión gigante. Una palabra airada puede producir un disparo

En la Biblia, encontramos un animalito que nos ilustra bien el asunto de los pequeños detalles.  En Cantar de los Cantares 2,15, el rey Salomón dijo: “Atrapen a las zorras,  a esas zorras pequeñas que arruinan nuestros viñedos, nuestros viñedos en flor”. NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL

 

Este pasaje nos habla de un matrimonio que pudo colocar una valla o un cerco para impedir el paso de las zorras grandes, pero tenían el problema de las zorras pequeñas, que podían introducirse fácilmente a través del cerco.

 

Ellas eran las que entrarían y destruirían las uvas y las viñas jóvenes. Este detalle tiene un mensaje para nosotros. Las zorras ilustran los pecados sutiles, y las personas que actúan como las zorras, pueden corromper a otros. Ambos fueron expuestos públicamente por Juan el Bautista, quien señaló con su dedo acusador a Herodes, a quien el Señor llamó aquella zorra (Lucas 13:32) y le dijo que no tenía derecho a casarse con la mujer de otro hombre.

 

Las zorras pequeñas son las que se introducen en el cristianismo contemporáneo y causan dificultades. Son los pecados los que perjudican la comunión, el compañerismo entre los creyentes, y arruinan la vida cristiana. Por ejemplo, están los pecados de omisión. El apóstol Santiago en 4:17 dijo: “El que sabe hacer lo bueno y no lo hace, comete pecado”. Aquí, figurativamente hablando, tenemos a una de las zorras pequeñas. Si como creyentes vemos algo que está mal, y para congraciarnos con la gente, la tradición y la cultura, nos silenciamos, estamos siendo REPRENDIDOS en lo que dice Santiago.

 

Una vez más, aparentemente muchos cristianos, están cediendo a un país cuya cultura es predominante en nuestro hemisferio y se unen  a la celebración de  una fiesta llamada Halloween, sin antes cuestionar sus orígenes.

 

Todos sabemos que Halloween es un evento satánico, no hay que dar rodeos. Esta fiesta, famosa por sus hechiceras, duendes y grotescos adornos, se celebra el 31 de octubre. Su origen se remonta a la época de los antiguos celtas de Gran Bretaña e Irlanda, y su propósito era honrar a Samhaim, el señor de la muerte y a los muertos. Los sacerdotes druidas hacían conjuros y sacrificaban niños para satisfacer a los malos espíritus ese día, practicando luego el canibalismo y el incesto. Pregunto: ¿No estamos acaso permitiendo que sean las "pequeñas zorras" como Halloween  las que echen a perder la viña, la Iglesia de Cristo? ¿Estaremos pecando al omitir reprender este rito satánico?

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén