LA HEREJÍA COLOSENSE.

El apóstol  escribió a la iglesia de Colosas,  con el propósito de exponer el gran problema de la herejía que les afectaría enormemente. Hay cinco puntos principales de la herejía colosense que nos ayudan a entender lo que Pablo enfrentaba cuando escribió esta carta.

El primer aspecto de la herejía era el ceremonialismo que comprendía cuatro campos específicos: la comida y bebida, los festivales religiosos, la circuncisión, y la tradición. Pablo se refiere a los dos primero temas en Colosenses  2:16, en donde declara: “Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo”.

Acerca del tema de la circuncisión, Pablo explica en Colosenses 2:1 1 que somos circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de nosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo”. Pablo desarrolla esto con mas amplitud en Colosenses 3:11. Sobre el tema de la tradición, Pablo los alerta en Colosenses  2:4 para que no se dejen engañar con palabras persuasivas. Luego continúa su advertencia en Colosenses 2:8 diciendo: “Mirad que nadie os engañe por medio de la filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo ̈.

•El segundo aspecto preponderante de la herejía colosense era el ascetismo (o abstinencia rígida), el cual se relaciona con el Estoicismo. Esta es la mentalidad legalista de “no tocar, no probar, no manejar”. Pablo se refiere a esto en el capitulo 2:21-23.

•El tercer aspecto de la herejía colosense era el  culto a los ángeles. Pablo exhorta en el capítulo 2:18: “Nadie os prive de vuestro premio, afectando humildad y culto a los ángeles entremetiéndose en lo que no ha visto, vanamente hinchado por su propia mente carnal”.

• El cuarto aspecto de la herejía colosense era la desestimación de Cristo. Crist no estaba siendo magnificado ni enaltecido por la iglesia colosense. Para contrarrestar esto, en el capitulo 1:15-21, Pablo hace una exaltación de Cristo, lo mismo en el capitulo 2:2-3,9.  Toda secta le atribuye a Cristo menos valor del que realmente tiene

• El quinto aspecto de la herejía colosense era el Gnosticismo. El Gnosticismo era una forma de sabiduría y conocimiento secreto que se decía estaba reservado solamente para un pequeño y selecto grupo. Realmente era una forma de misticismo y espiritismo.  Durante los siglos II y III, la iglesia fue verdaderamente acosada por el Gnosticismo. Para contrarrestar este  falso concepto de sabiduría y conocimiento, Pablo les señala en Colosenses  2:3, la verdadera fuente de toda sabiduría y conocimiento, al decir: “En [Cristo] están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento”.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén