SEÑALES DE LA VENIDA.

El mundo está en graves problemas, y todos lo sabemos. Nunca antes en toda la historia humana nuestro planeta se había encontrado tan vulnerable a los desastres y tan carente de soluciones factibles a los problemas mundiales.  Analicemos lo siguiente:

La economía: La deuda internacional sigue creciendo en muchos billones de dólares. Muchos gobiernos ni siquiera intentan pagar sus deudas, y luchan sólo por tratar de pagar los intereses.

 

El crimen: Según el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, el año pasado la población norteamericana experimentó cerca de veintitrés millones de crímenes relacionados con homicidios, violaciones, asaltos, allanamientos y robos. Actualmente están en establecimientos penitenciarios más de siete millones de personas mayores de dieciocho años en todo el país.

 

Desastres naturales: Terremotos, inundaciones, tomados, huracanes y otras catástrofes naturales han aumentado regularmente en cantidad e intensidad por más de cien años. En los últimos quince años hayan muerto 960.000 personas en todo el mundo como consecuencia de varios desastres naturales.

 

El terrorismo: La amenaza constante del terrorismo internacional tiene al mundo continuamente en tensión.

 

Tecnología: A pesar de que la tecnología moderna brinda beneficios maravillosos, también es responsable del desarrollo de armas de destrucción masiva, las cuales amenazan la misma existencia de la vida sobre el planeta Tierra. Ya no es necesario lanzar bombas nucleares por medio de misiles intercontinentales; estas se pueden empacar en maletas o arrojarse desde naves manejadas por control remoto.

 

¿Qué significan exactamente estas “señales de los tiempos”? ¿Estamos de veras yendo hacia alguna clase de desastre catastrófico? ¿Hay alguna manera de saber con certeza qué sucederá en el futuro? ¿Qué pasa con las profecías de la Biblia acerca del fin del tiempo?

 

En los evangelios nuestro Señor Jesucristo les enseña a sus discípulos las cosas a las cuales deben estar atentos antes de su regreso. \"Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán\" (Lucas 21:31-32).


Con respecto a estas señales y los sucesos actuales que indican lo cerca que podría estar el fin deberíamos “vivir cada día como si Cristo pudiera venir en cualquier momento”.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén