BIBLIA, CIENCIA Y HOMOSEXUALISMO.

Hasta hoy, la ciencia no ha podido determinar que la homosexualidad tenga un origen genético, es decir, no puede aseverar que SE NACE HOMOSEXUAL. O sea, esa idea de que “Creemos que Dios nos creó homosexual, lesbiana, hombre gay”, no es aceptada por la ciencia. También, “Una vez homosexual, siempre homosexual" es un mito perpetuado por aquellos que desean mantener su estilo de vida homosexual.

En los últimos años se han hecho análisis, mediciones, estudios estadísticos, etc. y, con todo ese trabajo realizado hasta ahora se puede afirmar que las pruebas hasta el día de hoy han determinado que no existe ningún gen que determine un comportamiento homosexual. El Dr. Socarides, que es el científico que más ha estudiado el comportamiento gay en el campo de la psiquiatría, y que los gays consideran su bestia negra, ha afirmado que se trata de una cuestión patológica (es decir de una enfermedad psíquica), un desorden, que se origina en la etapa pre-adolescente de algunas personas. La homosexualidad es un desorden mental, que puede originarse en el rechazo del sexo del bebé (deseaban una niña, y recibieron un niño). Quizás, la causa más común es un abuso sexual. También, esto puede ocurrir cuando los niños se abusan el uno al otro, especialmente si uno de ellos tiene una herencia familiar de homosexualidad. También, cuando la madre o padre han sido muy dominantes o controladores.

La Biblia dice: "..No os engañéis: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los que maldicen, ni los estafadores, heredarán el Reino de Dios. Y esto érais algunos de vosotros, pero ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados en el nombre del Señor Jesús y por el Espíritu de nuestro Dios" (1ª Corintios 6,9-11). Para Dios la homosexualidad es un pecado como el adulterio, la mentira, la brujería, que puede conducir al ser humano al fuego del infierno. Dios envió fuego del cielo para quemar dos pueblos enteros. Sus pecados eran gravísimos y el homosexualismo sobresalía entre todos (Génesis 19,1-29). Si Dios borró a dos pueblos de la faz de la tierra por culpa del homosexualismo, indica que para Dios ese pecado es muy grave. Dios nunca puede bendecir un matrimonio homosexual, porque hacen cosas que van contra la naturaleza " (Romanos 1,26-27).. Dios creó al hombre para la mujer y no el hombre para el hombre (Génesis 2,24; Mateo 19,4-6).

Como cristianos, deberíamos orar por la salvación del homosexual de la misma forma como oramos por otra persona en pecado. Sin embargo, esto no significa que debemos aprobar su pecado. No comprometa su testimonio por una opinión socialmente aceptable la cual, en sí, no lleva consigo piedad, sino condenación eterna. 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén