BODAS DEL CORDERO.

“Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado….. ….Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios” Apocalipsis 19:7-9.

En todas las culturas del mundo las bodas se celebran con gran alegría, música, fiestas y regocijo. La Boda del Cordero es la perfección de la unión del Esposo celestial con su iglesia entonces glorificada. Un matrimonio terrenal no pasa de ser una sombra débil de la boda del Cordero.

¿Quién es el Cordero? Jesucristo es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo" (Juan 1:29; 1ª Pedro 1:19-20)). ¿Quién será la esposa? De acuerdo con las enseñanzas de Pablo en Efesios 5,23-32, podemos afirmar que la esposa del Cordero (Jesucristo) será la Iglesia. ¿Quiénes componen la Iglesia del Señor? Todos los redimidos por su sangre e inscritos en el Libro de la Vida (Hechos 20,28; Efesios 1,7; Colosenses 1,14 y Apocalipsis 1,5 y 20,15). Algunos pretenden que la Iglesia sea la denominación a la que ellos pertenecen. Para formar parte de la Iglesia del Señor, es indispensable que la persona haya experimentado lo siguiente: 1) Un verdadero arrepentimiento. 2) Una verdadera experiencia de regeneración (nuevo nacimiento) efectuada por el Espíritu Santo en nuestro corazón. 3) Una experiencia íntima de unión con Cristo. Quien haya experimentado estas tres cosas forma parte de la Iglesia del Señor, aunque no figure en la lista de miembros de iglesia local alguna. Pero el que no haya pasado por esta experiencia de arrepentimiento y regeneración, no forma parte de la Iglesia del Señor, aunque sea miembro de todas las denominaciones que hay sobre la tierra.
 
Cuando Cristo venga a levantar a su iglesia lo hará para que ella esté al lado de su amado, y disfrute de los bienes que él ha preparado para ella.  Los miembros fieles gozarán de aquella unión celestial.  ¿Puede imaginarse esa boda? ¿Cómo será el traje que usará el Novio? ¿Cómo será el vestido de la novia para la ocasión? ¿Se imagina la fiesta que se montará en el cielo cuando esto acontezca? ¿Se imagina la Cena que acompañará a las Bodas del Cordero? ¿Será usted parte de ese cortejo celestial?

Una novia anhela la llegada del día de su casamiento en que se unirá con su novio. Así también la Iglesia de Jesucristo. Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente”  (Apocalipsis 22:17) ¿Estás preparado para esa Boda? ¿Has sido invitado para su Cena? ¿Serás parte de aquella multitud vestida de ropas blancas, símbolo de la pureza y  santidad con la que la novia estará vestida para esa unión celestial?

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén