¿CÓMO SALVAR A TU MATRIMONIO ANTES DE CASARTE?.

Les bendigo en el Señor. Les escribe el pastor Miguel Calderón,  del Ministerio Casa de Oración, Pérez Zeledón, San José, Costa Rica.

EL TRATADO DE HOY LA HE TITULADO: ¿CÓMO SALVAR A TU MATRIMONIO ANTES DE CASARTE?. La Palabra de Dios en Génesis  capítulo 24, versos 1-3 dice así: “Abraham ya era muy anciano, y Dios lo había bendecido en todo. Un día, Abraham le dijo a su mayordomo: -Pon tu mano debajo de mi pierna porque me vas a hacer un juramento. Aunque vivo entre los cananeos, me vas a jurar por el Dios del cielo y de la tierra, que no casarás a mi hijo Isaac con ninguna mujer de Canaán”.

En la Nación. com, el 12 de enero de 2011, aparece una noticia alarmante: Por cada dos matrimonios, hay un divorcio en Costa Rica. revelan datos suministrados por el Registro Civil. Las cifras también revelan un incremento en la tendencia de las parejas hacia el divorcio, pues hace una década había una división por cada tres matrimonios.

Abraham hizo que su criado más viejo, Eliezer, le jurara que  al buscar novia para su hijo Isaac no le permitiría casarse con una cananea.

Esto  no era un asunto de racismo, sino teológico, ya que los cananeos adoraban a dioses falsos, como Baal, Asera, culto a demonios. Sus ritos estaban llenos de orgías, se practicaba la prostitución, tanto de hombres como mujeres, además de sacrificios humanos. Por lo tanto, la mujer cananea era de escasa moralidad.

Mí oración en este día es para que nuestros hijos sean protegidos de los cananeos modernos. Debemos buscar el futuro esposo (a) de nuestros hijos no en el Chat, o en Internet, sino en oración.

Por ello, declare conmigo  en oración, en este día. Padre, no quiero para mi hija (o) un esposo envuelto en la droga, ni el alcohol, ni la pornografía, fornicaciones, adulterios ni que sea una persona pesimista, derrotada, fracasada, sino optimista, con deseos de triunfar, de vencer cada obstáculo que se enfrente.

Padre, no quiero para mi hija un hombre que la Agreda verbal, física, o sexualmente, que la menosprecie, que la pisotee, que no le de el honor de la reina de la casa. Padre, no quiero para mis hijos una esposa (o) envuelto en cultos satánicos, en costumbres extrañas, comportamientos ajenos a los valores familiares.

Padre, no quiero para el futuro de mis hijos una esposa (o) que diga “realmente no sé cuanto  pueda ser nuestra unión, pero casémonos de todos modos y veamos cómo resulta. Si no concordamos, nos divorciamos. En el nombre de Jesús, no. Que el Señor te guarde.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén