TEMA 4: ¿DE QUÉ SE TRATA HARRY POTTER?

“Harry Potter” es la historia acerca de un niño, hijo de padres brujos, que asiste a un colegio de magos. Allí en el entorno del mágico “Hogwarts” vagan fantasmas, monstruos y objetos semianimados. En este mundo “mágico” los magos y brujos conviven amistosamente con los “muggles” (humanos no brujos).

La trama muestra a los magos y brujos -el protagonista a la cabeza- formando parte del mundo de los “buenos”. Extrañamente, los dos personajes más crueles del libro son dos personas “normales”, los tíos de Harry, que han criado a su sobrino en la mayor hostilidad.

Es una historia aparentemente cándida, heroica y entretenida, pero que pone a sus lectores en contacto con el ocultismo y la hechicería. En el segundo episodio, titulado “Harry Potter y la cámara secreta”, el protagonista se enfrenta a una mortífera serpiente, que es “liberada de su prisión gracias a la magia negra”. Aunque el libro parece plantear la lucha entre el bien y el mal, el verdadero mensaje del libro lo dice uno de los profesores del “Hogwarts”: “No hay ni mal ni bien, sólo hay poder.”

“Harry Potter” posiblemente sea el mayor ataque a la fe cristiana en los últimos tiempos, porque presenta el oscuro mundo de la magia, la hechicería y el ocultismo con tal atractivo que puede sumergir en él a grandes y chicos, no dejando ver sus peligros. Javier Urra, Presidente de la organización española “Defensor del Menor” ha dicho al respecto: “Los niños tienen una capacidad especial para crear situaciones virtuales, las cuales trasladan fácilmente a la realidad, y de las que ellos se hacen protagonistas. Y este es el peligro, sobre todo para niños con problemas de personalidad o muy introvertidos.”

La Biblia dice en Levítico 20,6: “Y si alguien recurre a espíritus y adivinos, y se corrompe por seguirlos, yo me pondré en contra de esa persona y la eliminaré de entre su pueblo”. La Biblia del Diario Vivir hace el siguiente comentario sobre este versículo. “Todos estamos interesados en lo que depara el futuro, y a menudo buscamos a otros para que nos guíen. Pero Dios advirtió que no buscáramos consejos en lo oculto. Los médiums y espiritistas fueron declarados fuera de la ley porque Dios no era la fuente de su información. En el mejor de los casos, los practicantes del ocultismo son impostores cuyas predicciones no pueden ser creídas. En el peor de los casos, están en contacto con espíritus diabólicos lo que los hace extremadamente peligrosos. Dios nos ha dado la Biblia para que obtengamos la información que necesitamos, y la enseñanza de la Biblia es absolutamente confiable”.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén