TEMA 3: LA MUJER QUE EMBRUJÓ EL MUNDO

Joanne Kathleen Rowling es hoy en día la tercera mujer más rica y popular del Reino Unido. Recientemente, la revista "Selecciones" ("Reader's Digest") le dedicó una portada con el titulo "La Mujer que Embrujó el Mundo". Ella es quien ha escrito una serie de libros cuyo personaje es Harry Potter. Este personaje está consiguiendo que las familias prefieran leer antes que ver la televisión o jugar con video-juegos. El problema es que la serie de libros de Harry Potter son auténticos manuales de instrucción para introducirse en el ocultismo. En estos libros se enseña a proferir encantamientos de magia a los niños, y se les habla del poder que tiene el beber sangre. Posiblemente, este sea uno de los mayores peligros para los niños y jóvenes de hoy en día, ya que no sólo les enseña principios de espiritismo, sino que además, les enseña su aplicación.

En la ciudad de Buffalo, Nueva York, una profesora de enseñanza primaria introdujo a sus alumnos en el Método Silva de Control Mental. Mediante este método, los alumnos de clase pudieron "visualizar" y dialogar con los supuestos espíritus de George Washington, Abraham Lincoln, y otros personajes famosos que habían muerto. Mientras tanto, algunas comunidades ocultistas están siendo desbordadas con la gran cantidad de llamadas de niños que quieren introducirse en la brujería.

A través de estos libros, los niños están conociendo el lenguaje de la brujería. Por ejemplo, la expresión "Que la Fuerza sea contigo" es un saludo de despedida de aquellos que se reúnen en nombre de Satanás. Los libros de Harry Potter también enseñan los nombres de ciertos poderes como "Azkaban", "Draco", o "Hermes" que son realmente nombres de potestades espirituales.

Los hechiceros están excluidos del reino de Dios y su destino eterno es el lago de fuego. Apocalipsis 21:8 dice: “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en le lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”. Respecto a los hechiceros que quedarán fuera del cielo, el doctor en Filosofía y Letras Evis L. Carballosa, en su libro Apocalipsis, pág. 429, comenta: “hechicero significa mezclador de pociones, mago. La hechicería es condenada en la Biblia por su origen satánico. No habrá lugar para ella en la Nueva Jerusalén”.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén