Donar

SIN LUGAR EN EL MESÓN.

Número 216

ImprimirCompatir por email

La Biblia dice en Lucas 2,7 : " Y allí nació su primer hijo, y lo envolvió en pañales y lo acostó en el ESTABLO, porque no había alojamiento para ellos en el MESÓN. "

EL MESÓN era una casa donde se da posada a los viajeros. En tiempos antiguos eran lugares donde las caravanas pasaban la noche, y casi siempre estaban cerca de manantiales (Génesis 42,27; Éxodo 4,24). Había mesones de buena calidad, con casas y cuartos para los viajeros y establos para los animales.

Jesús nació en un establo. A menudo, los establos eran cuevas con espacios cavados en las paredes rocosas (pesebres) para dar de comer a los animales. A pesar de lo que se dibuja en las tarjetas populares de Navidad, los alrededores eran oscuros y sucios. Esta no era la atmósfera que los judíos esperaban para el nacimiento del Rey Mesías. Pensaban que el Mesías prometido nacería en un ambiente real. No debemos limitar a Dios con nuestras expectativas. Él actúa donde se necesita, en la oscuridad del pecado y en lo sucio del mundo.

Si el pesebre de tu corazón está oscuro, sucio, lleno de vacíos, atado por la droga, el vicio, la lujuria, la pornografía, la brujería, resentimientos, éste es un momento especial para que lo invites a tu vida y que sea el conductor de la misma.

Dios visitó nuestro mundo en la Persona de un bebé indefenso, y en la pobreza de un hediondo establo, para darnos a entender que venía a este mundo como un peregrino, de posada, no de residencia fija; por eso, todo lo tuvo prestado en esta vida, desde la cuna hasta la tumba. Darby lo expresó así " comenzó en un pesebre, y acabó en una cruz, y a todo lo largo del camino no encontró donde posar Su cabeza".

Ante el creciente y frecuente dolor de parto de María, José fue a buscar en los diferentes MESONES una habitación, pero no habían vacantes para el Rey del Universo. ¡ Qué doloroso, hoy dos mil años después se repite la misma escena ! En el mesón de muchas vidas , Jesús a veces no halla vacantes. Abrele hoy tu corazón.

EL MESÓN DE MUCHOS ES EL CORAZÓN: Pero está ocupado por el placer, odio, mala fe, la hipocresía, el fraude y el engaño.

EL MESÓN DE MUCHOS ES LA VOLUNTAD: Que no tiene lugar para Jesús, el pecado la tiene entenebrecida y es débil ante las insinuaciones satánicas.

EL MESÓN DE MUCHOS SON LAS MALAS CONVERSACIONES: Muchas son difamadoras, otras siembran discordias y apagan el amor; otras no glorifican a Dios y hacer florecer el pecado.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración 2008