EL COSTO DE LA DEMORA.

Un joven, acusado de crimen, fue condenado a la horca. Su madre, con gran tristeza, le rogó al rey que perdonara a su hijo. Por fin, después de mucho rogar, el rey le tuvo compasión y le concedió al joven un indulto. El indulto firmado por el rey fue entregado a manos de un mensajero, con la orden de hacerlo llegar al verdugo antes que se llevara a cabo la ejecución ese mismo día a la puesta del sol.

De camino, el mensajero llegó a una multitud que miraba algo. Dominado por saber de qué se trataba , el mensajero se abrió paso por en medio del gentío. Vio que un payaso entretenía a la gente con sus chistes y ademanes. El mensajero quedó tan distraído por el payaso que se demoró en su encomienda. Por el atraso, llegó al lugar de la ejecución demasiado tarde. El joven ya había sido ejecutado.

Cuando el verdugo le avisó al rey que había cumplido con su deber, el rey mandó llamar al mensajero. El pobre no pudo más que lamentarse diciendo : " mientras me divertía junto con la multitud, olvidé el mensaje ".

Dios nos ha mandado a llevar las Buenas Nuevas de salvación a las personas que por su pecado esperan la muerte eterna . Marcos 16,15 dice: " Vayan por todo el mundo y anuncien a todos este mensaje de salvación. "

En Segunda Corintios 2, 18-19 leemos: "Todo esto es la obra de Dios, quien nos puso en paz consigo mismo y nos dio el encargo de poner a todos en paz con él. Es decir que, en Cristo, Dios estaba poniendo al mundo en paz consigo mismo, sin tomar en cuenta los pecados de los hombres; y a nosotros nos encargó que diéramos a conocer este mensaje. "

Lamentablemente muchos cristianos se están dejando entretener con las ofertas y las diversiones del mundo mientras millones mueren sin saber que Cristo ofrece el perdón y la vida eterna. " No amen al mundo, ni lo que hay en el mundo. Si alguno ama al mundo, no ama al Padre.; porque nada de lo que el mundo ofrece viene del Padre, sino del mundo mismo...Pero el mundo se va acabando, con todos sus malos deseos; en cambio, el que hace la voluntad de Dios vive para siempre" (1 Juan 2,15 -17).

Dios pudo haber enviado a sus ángeles para predicar el Evangelio, pero, no lo hizo. Él ha ordenado que lo hagamos los seres humanos. Si no predicamos, nadie lo hará y las almas se perderán. En estos días finales, Satanás quiere desviar nuestra atención del último gran mandato de Jesús; quiere impedir que otros conozcan la Buena Nueva. Cada vez que se han enviado TRATADOS BÍBLICOS a las casas, Jesús está visitando y ministrando por este canal ese hogar. AMÉN.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén