APOCALIPSIS CAPÍTULO 12. LA MUJER Y EL DRAGÓN.

"Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas" - Apocalipsis 12,2.

Apocalipsis 12 explica detalladamente cuál será el destino de Israel durante la mitad de la tribulación. Esto ocurre cuando el Anticristo rompe su tratado de paz con Israel e instala su propia imagen en el templo de Dios, forzando a los judíos a adorarlo. Aparece la señal de la mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies y sobre su cabeza una corona de doce estrellas" que es una clara referencia al sueño de José (Génesis 37:9) y, por lo tanto, la mujer representa a las doce tribus de Israel. El sueño de José describe al sol (Jacob o Israel) y a la luna (esposa de Jacob) y a once estrellas (once tribus de Israel) inclinándose ante él. Esto se cumple cuando se convierte en el segundo de Faraón y sus hermanos se inclinan ante él (Génesis  43:26-29).

Esta mujer no representa a la iglesia si se tiene en cuenta que no fue la iglesia  la que dio a luz a Cristo, sino que es Cristo el que fundó a la iglesia. Además, la iglesia aparece ya arrebatada desde el capítulo 4, mientras que esta mujer sigue aún en la tierra. Tampoco puede ser la virgen María, la madre de Jesús, quien, aunque dio a luz a Jesús, nada tiene que ver con el simbolismo de esta porción, especialmente con las doce estrellas. Además, María no huyó jamás al desierto, sino sólo a Egipto, y acompañada; ni huía entonces de Satanás, sino de Herodes.

Esta mujer es Israel, y va a estar con dolores de parto y en la angustia de dar a luz. ¿Cuándo estará Israel con dolores de parto? Estos dolores de parto de Israel son simbólicos y hablan de los dolores del arrepentimiento de una parte del pueblo hebreo llamado remanente (Sofonías 1,15; 2,7; 3,13; Jeremías 4,31 y 30,6,7), y los sufrimientos que ha de experimentar  el citado pueblo cuando llegue al cumplimiento de esta profecía y de otras que se relacionan con ella.

He dicho que la nación es Israel, pero el hijo varón que trata de matar el dragón (diablo)  simboliza al grupito o remanente de israelitas convertidos a Jesucristo en este tiempo de angustia. Unos serán llevados al cielo, otros protegidos en el desierto y otros muertos por su fe en Jesús. No debe olvidar que los diez cuernos de este dragón significan los diez países de Europa unificada, que se formará a comienzos de la tribulación. Este mundo se va a complicar, y si ahora que hay tanta oportunidad de salvación sigues rechazando a Jesús, menos lo vas  a hacer cuando el diablo se oponga con todo su poder a Dios. Abre tu corazón a Cristo hoy, no mañana. No postergues más tu decisión. Pronto será muy tarde.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén