LO QUE EL SEÑOR ESTÁ PIDIENDO PARA EL 2011

El Espíritu Santo, a través de los profetas, nos ha dicho que en la lectura de los Salmos íbamos a encontrar revelación del Señor para nuestra vida diaria. Precisamente, para estos primeros días del año 2011 encontramos hasta este momento, ocho peticiones del Señor para que su Iglesia aplique en su vida diaria.

1- CUIDAR LA CONDUCTA: Salmo 39,1ª Yo había prometido cuidar mi conducta…., Esto tiene que ver con la forma de vida, respetable o intachable, digna de reconocimiento público. Pablo le dijo a Timoteo: “..sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios” (1 Timoteo 3,15)

2- NO PECAR CON LA LENGUA: Salmo 39,1b. ….y no pecar con mi lengua, y ponerle un freno a mis labios…. Santiago hizo mención de la lengua en 1:19 y 1:26 cuando dijo que el hombre debe ser "tardo para hablar" y si "no refrena su lengua...engaña su corazón...(y su) religión es vana." Que el Señor controle de lo que vaya a salir de nuestra boca, porque abrirá bendiciones o maldiciones para nuestras vidas.

3- ESPERAR EN EL SEÑOR. Salmo 40,1. Puse mi esperanza en el Señor, y él se inclinó para escuchar mis gritos;. David busca  refugio en Dios y su confianza firme en que le había de sacar de aquel aprieto. No esperaba alivio de ninguna otra parte sino de Dios. David esperó pacientemente, lo cual insinúa que el alivio no vino pronto; sin embargo, él no dudaba de que hubiera de venir y, por eso, decidió continuar creyendo y esperando, y orando, hasta que llegase.

4- PRACTICAR EL IDIOMA DE LA ALABANZA. UN NUEVO CÁNTICO. Salmo 40,3  Hizo brotar de mis labios un nuevo canto, un canto de alabanza a nuestro Dios. Muchos, al ver esto, se sintieron conmovidos y pusieron su confianza en el Señor. Dios quiere cambiar el idioma de la iglesia de queja en alabanza. Es un cambio en el lenguaje de derrota a victoria, de pesimismo a triunfo, de pobreza a prosperidad. La iglesia debe exaltar a Cristo en adoración.

5. LA OBEDIENCIA. Salmo 40,8. A mí me agrada hacer tu voluntad, Dios mío; ¡llevo tu enseñanza en el corazón! Es Someterse a la voluntad divina y ejecutarla. Un verdadero creyente tiene la necesidad y el deseo de obedecer a Dios.   Ejemplo de obediencia lo fue ANANÍAS en la sanidad y bautismo en el Espíritu Santo de  SAULO HECHOS 9

6. EVANGELIZAR. Salmo 40,9. En presencia de tu pueblo numeroso he dado a conocer lo que es justo. ¡Tú bien sabes, Señor, que no he guardado silencio!   La proclamación del Evangelio en medio de todo el pueblo, ante aquellos que no acuden al templo es una urgencia.  El sinónimo de evangelizar es “Llevar el nombre de Jesús”. Mateo 5, 9 dice: "Dichosos los que trabajan por la paz, porque Dios los llamará hijos suyos.

7. INTERCEDER PARA QUE SE DERRAMEN LAS BENDICIONES EN LOS HERMANOS. Salmo 40, 16. Juntos vamos a construir la victoria de los hermanos. Pero que todos los que te buscan  se llenen de alegría; que cuantos desean tu salvación  digan siempre: "¡El Señor es grande!".

8. AYUDAR AL DÉBIL Y POBRE. SALMO 41,1. Dichoso el que piensa en el débil y pobre; el Señor lo librará en tiempos malos. 2 El Señor lo protegerá, le dará vida y felicidad en la tierra, y no lo abandonará al capricho de sus enemigos. 3 El Señor le dará fuerzas en el lecho del dolor; ¡convertirá su enfermedad en salud!. La misericordia, compasión o piedad que de nosotros se espera es que tengamos consideración de los pobres o afligidos.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén