SANTA CLAUS Y LOS DUENDES.

La fama de San Nicolás ( 270-345), como el religioso que llevaba regalos a los niños pobres, con su indumentaria roja y blanca, se propagó en la Europa cristiana antes de su muerte, cuando era Obispo en la ciudad de Mira, en Licia, Asia Menor. La leyenda lo convirtió en protector de los niños y adolescentes. Desde esa época se tejió la leyenda de que el obispo oriental cabalgaba  milagrosamente sobre los tejados, en un mágico corcel gris, para llevar regalos a los niños y a los hombres de buena voluntad.

Este “papa Noel”, fue introducido en diversas historias que hablaban de su origen, relacionándolo con el polo norte, con la participación de gnomos (duendes, demonios) y renos que lo trasladaban en su tarea de repartir “regalos” por todo el mundo en una noche… En 1931, la empresa multinacional Coca - Cola tomó a este popular personaje y lo vistió con sus colores corporativos y es ahí donde se produjo una verdadera explosión y propagación de la creencia en este “súper ser” El mito actual cuenta que Santa Claus vive en el Polo Norte junto a la Señora Claus y una gran cantidad de Duendes navideños, que le ayudan en la fabricación de los juguetes y otros regalos que le piden los niños a través de cartas.

Para poder transportar los regalos, Santa Claus los guarda en un saco mágico y los repartiría a las 00:00h del día 25 de diciembre, en un trineo mágico volador, tirado por «renos navideños», liderados por Rodolfo (Rudolph); un reno que ilumina el camino con su nariz roja y brillante.

¿Sabía usted que los duendes que acompañan a Santa Claus son demonios o espíritus inmundos reales? Los duendes son seres mitológicos elementales de la naturaleza, guardianes de los bosques y de todos los seres vivos que habitan en ellos. Los duendes son asociados con la brujería o hechicería. Se dice que los druidas celtas y los hechiceros los usaban como espías o ayudantes para conjuros, que la “Madre Tierra” otorgaba estos ayudantes a sus druidas más selectos, y que en el caso de los satánicos, era el mismo Diablo quien los otorgaba; es por ello que se les atribuía forma de un animal pequeño por ser discretos. La Real Academia Española cita como origen de la palabra duende la expresión “duen de casa” o “dueño de casa”, por el carácter entrometido de los duendes al “apoderarse” de los hogares y encantarlos. Suelen ser descritos popularmente como expertos en la magia, adivinación y demás ciencias ocultas.

La Biblia es tajante y condena estas prácticas diabólicas: Y el hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinación, ha de morir; serán apedreados; su sangre será sobre ellos (Levítico 20,27). A cada uno de ellos le ordené que arrojara sus ídolos detestables, con los que estaba obsesionado, y que no se contaminara con los malolientes ídolos de Egipto; porque yo soy el Señor su Dios (Ezequiel 20.7)

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén