ENCHÚFATE A DIOS. TRATADO BÍBLICO

El camino de la Fe no es fácil. Pero es llevadero por medio del Espíritu. Así como un barco que se encuentra perdido en la tormenta no puede ver más allá, nosotros por los pesares y problemas cotidianos se nos olvida que nuestra nave es timoneada por el Espíritu. Al igual que una nave enciende su radar y encuentra de nuevo dirección, nosotros encontraremos dirección para nuestras vidas cuando encendamos el Espíritu Santo en nosotros.

Hay ocasiones en nuestro andar cómo Cristianos que pareciera que somos una embarcación perdida en alta mar. Por más que volteamos al cielo no podemos encontrar dirección en el sol, por más que en las noches busquemos un faro que alumbre el camino a tierra firme no le encontramos; y por más que tiremos el ancla día a día para no ser arrastrados por las olas de la vida, la corriente nos sigue arrastrando a lo que creemos es un camino incierto.  Es ahí dónde debemos encender nuestro radar, mejor conocido cómo el Ayudador.

Mejor que un radar, así es el Ayudador. Cuya misión es ser lámpara que alumbra en las tinieblas para llevarnos finalmente a los brazos de nuestro Salvador al final de nuestra jornada en este mundo. En el Ayudador están inscritas con dedo de Dios las coordenadas que debemos tomar en nuestras vidas, solo hay que encenderlo.

Si lo permitimos, nuestro radar se puede atrofiar. Nuestro radar se puede atrofiar por desobediencia, por pecados, por estar viviendo en el pasado, por temor a avanzar en la voluntad de Dios o por todo lo que contriste al Espíritu Santo.

“Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.” Efesios 4:30

Por lo qué toda decisión  que se tome fuera del Espíritu Santo, hará que pasemos algo similar a lo que le pasó al Titanic…un gran colapso. Esa relación que el Espíritu Santo dijo que no mantuviéramos, se convertirá en un matrimonio tormentoso. Aquel proyecto o empleo que en apariencia daba muchos beneficios, será un capitulo gris para tu economía. 

¿Cómo hacer para encender el radar del Espíritu Santo? “Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne”  Gálatas 5:17

Aquí está una lista que te hará volver a los principios para encender de nuevo tu radar.

Extirpa toda muerte en tu vida.- Implica desprenderte de todo lo que ata tu alma a la muerte: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, y disensiones entre otras. Gálatas 5:19-20. Con ayuda del Señor seguramente serás libre, solo tienes que creer, esforzarte, y Él extirpará toda muerte que hay en tu vida.

Aplica el QHJ (¿Que haría Jesús?).- Cuando te encuentres en una situación en la que no sepas que hacer, hazte esta pregunta ¿Qué haría Jesús?. ¿Jesús vería pornografía? , ¿Jesús ayudaría a esta persona pidiéndome ayuda? , ¿Jesús haría trampa en el examen? , ¿Jesús crearía contiendas?, ¿Jesús se acobardaría?. Es fácil, si te quieres parecer a Él, tienes que andar cómo Él anduvo. “El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo” 1 Juan 2:6

Enchúfate a Dios.- Cada mañana, agradécele a Dios por todo lo que tienes: a Él como Padre, a Jesús cómo Salvador, al Espíritu Santo cómo ayudador, vida, libertad, salud, familia, empleo, una mente restaurada, sueños, retos y un corazón que finalmente late. El hacer esto desinflará la nube de orgullo en la que has estado y glorificarás a Dios.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén