SACÚDETE DEL POLVO Y LEVÁNTATE.

Hace un tiempo cual vi una escena que tocó mi corazón y era una bebé que tenía cerca de diez meses la cual estaba caminando pero, de repente se calló y comenzó a llorar y a llorar, al pasar el tiempo levantó su mirada hacia su padre y ya la mano de él estaba extendida para levantarla, fue allí donde se aferró de el y se levantó.

Cuantas veces intentaste hacer cosas, te propusiste no caer más en lo mismo, no ser esclavo de lo mismo que antes eras esclavo pero, quizás nuevamente has caído en una situación similar a la anterior; déjame decirte que es tiempo de que te sacudas del polvo y te levantes.

No es tiempo de estar lamentándose y mucho menos llorando por aquella caída que tuviste, lo tremendo cuando una persona cae no es el haber caído , sino mas bien levantarse para no volver a caer en lo mismo. Isaías 52:2 dice:  “Sacúdete del polvo; levántate y siéntate, Jerusalén; suelta las ataduras de tu cuello, cautiva hija de Sion”.

Estimado hermano: ésta es la hora en que sueltes aquellas ataduras que durante mucho tiempo te han tenido preso , Israel salió de Egipto pero durante todo el caminar por el desierto estaba atado a Egipto, su corazón estaba atado a su vieja vida, a las viejas experiencias:  No se en que sentido habrás  caído, pero si se decirte que si hoy tienes vida y estás escuchando este mensaje es porque Dios quiere decirte que es tiempo de que te sacudas del polvo y te levantes; no todo está terminado, es mas el comienzo de una gran victoria normalmente es un fracaso ; así que no puedes quedarte el resto de tu vida llorando por aquello que no lograste, llorando por aquello que intentaste pero no lo alcanzaste.

Déjame decirte que los fracasos y caídas de tu pasado únicamente Dios los permite para que te hagas mas fuerte y así poseas la capacidad de soportar la honra que el trae para tu vida; quizás  tomaste malas decisiones en la vida y caíste en adulterio, caíste en fraude , en malicia , en lujuria , en robo, en infidelidad pero esto no marca tu futuro; tu futuro lo determinas tu con las acciones de tu presente ; por eso sacúdete del polvo y levántate , no te quedes postrado , no permitas que el tiempo se pase y simplemente sigas contándole a los demás la causa y razón por la cual estás donde estas.´

Dios le envió este mensaje a su pueblo, porque estaban cautivos de aquella caída, en otras palabras Dios les decía que lo que pasó pasado es, entra en el nuevo nivel al cual te quiero meter. Sacudirse del polvo quiere decir que aunque en el pasado lo intentaste y no lo lograste, en el futuro si lo lograrás, que aunque las cosas no salieron bien en el pasado en el presente si pueden salir bien si te sacudes del polvo y te levantas en el nombre de Jesús. Si hasta este momento habías estado caído y empapado del polvo de esas caídas, te invito a que te levantes de donde estas y te sacudas de  ese polvo que lo que hace es recordarte que eres un fracasado, que si no está aquella persona no podrás salir adelante, que la vida es injusta; a Dios no le interesa lo más bajo que hayas podido caer, a él le importa que te sacudas del polvo y te levantes.

Si necesitas fuerzas para levantarte que tal si oras conmigo. Padre nuestro que estás en los cielos, en este momento me rindo a ti, me sacudo del polvo y me levanto en el nombre de Jesús, suelto todo aquello que me ha estado atando y declaro que la sangre de Jesús me limpia de todo polvo en su nombre poderoso. Amén.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén