NO DESMAYES, ALIÉNTESE TU CORAZÓN.

Cuántas veces hemos tomado decisiones, hemos dicho cosas, hemos ido en direcciones erróneas y cometido errores los cuales nos dejaron marcas por simplemente no haber sido pacientes y refugiarnos en aquel que es escudo a los que en el esperan, o sea Dios.

Salmos 27:13 al 14: ”Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová En la tierra de los vivientes. Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová”.

David exclamó estas palabras en un momento que realmente estaba abrumado y desconsolado, pero fue allí donde se paró firme y su convicción en Dios le llevó a declarar con fe estas palabras; quizás has estado esperando respuestas de Dios, que tu matrimonio sea restaurado, que tu familia se vuelva a los pies de Jesús, que tus hijos ya no anden en malos pasos, que ya no seas mas presa de la depresión, que esa petición que pusiste delante de Dios se haga realidad.

Déjame decirte que esta era la condición de David pero el confesaba que de no creer en que Dios le haría ver su bondad ya habría desmayado; hermano (a) por más difícil, imposible e inalcanzable que se vea aquello que tanto anhelas Dios es poderoso para hacerlo, por eso te digo en este momento no desmayes, aliéntese tu corazón y confía en que veras la bondad de Dios en la tierra de los vivientes,

Quizás el desaliento había venido a tu vida y ya hasta estabas a punto de caer en un desmayo de modo que perderías hasta el conocimiento de lo que Dios ha hecho en ti y más aun de lo que va hacer a favor tuyo pero, en este momento te digo esfuérzate y aliéntese tu corazón, no decaiga tu semblante y mucho menos permitas que las circunstancias te roben el gozo, la paz y el esperar en Dios, ya que a causa de ello muchos han perdido bendiciones por simplemente no seguir esperando y creyendo que Dios lo va hacer difícil, pero, aquel que espera a Jehová nunca será defraudado, sino que será honrado y levantado en alto por atreverse a poner su esperanza y creer que poderoso es Dios para mostrar su misericordia a favor de sus hijos.

Muchos dirán pero como quiere que me aliente con la situación que estoy viviendo y cada vez se pone peor el asunto; déjame decirte que para este momento llegó este mensaje a tus manos y es para decirte ,que aun hay poder en Dios para hacer real la súplica de tu corazón, aunque muchos hayan defraudado tu confianza Dios nunca lo hará, aunque muchos te hayan dado la espalda Dios nunca lo hará, aunque muchos te dijeron una vez si pero cuando los necesitaste todos se esfumaron Dios todavía permanece y permanecerá en su dicho. Es tiempo de que te aferres a esta palabra y la hagas tuya.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén