NO PERMITAS QUE LA CARGA TE APLASTE.

Cuando era pequeño trabajaba con mi papá en el campo, y habían momentos en donde tanto era mi anhelo de ayudarlo en el trabajo que me echaba al hombro una carga la cual era más pesada de lo que yo podía llevar, recuerdo que al verme mi padre, el corría para socorrerme y tomaba aquella carga que yo me había echado al hombro; ¿cuántas veces queremos ayudarle a nuestro Padre celestial en el trabajo que a El le corresponde realizar?

Salmos 55:22 “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo”

Quizás en estos días te has sentido fatigado, agobiado, cansado, desanimado, estresado y, déjame decirte que eso no proviene de Dios, sino mas bien de ti que tomaste alguna carga la cual no te corresponde llevar; ¿porque intentas ayudar a Dios?, ¿porque mejor no le dejas toda clase de peso que te ha estado causando hasta este día cansancio y desaliento?, David decía esta palabra porque fue algo que el mismo hizo “echar sus cargas sobre Jehová”.

Esa carga que tomaste en tu hombro está a punto de aplastarte sino la dejas sobre los hombros de nuestro Dios.

Esta es la hora en la cual te digo “echa tus cargas sobre Jehová porque el te sustentará”; ya basta de estar llevando algo con lo cual no puedes, ya basta de estar viviendo preocupado, afanado y estresado porque no ves solución a las cosas; tratas de hacer las cosas con tus fuerzas y a tu manera sin darte cuenta que lo que has logrado es desgastarte mas , perder el gozo , la paz y hasta llegar a creer que Dios no tiene poder para llevar esa carga que tanto pesa.

Tal vez esa carga sea la economía de tu hogar, o tal vez tu matrimonio, tus hijos, tu pasado, el pago que tienes que enfrentar en estos días pero no tienes el dinero en tu mano; déjame decirte que es tiempo de que abandones tu carga sobre el Señor porque el te va a sostener, quizás quisiste echar tus cargas sobre tu hermano, vecino, pariente y en un sin número de personas pero lastimosamente nadie pudo con semejante peso pero, déjame decirte hay unos hombros los cuales pueden llevar no solo tu carga sino la de tu hermano, padre, familia, sociedad y todo el que este fatigado y ese se llama Jesús, El es poderoso para llevar aquello que tu no puedes llevar , El es poderoso para cargar con aquello que tu y yo no podemos llevar.

Hermano(a) hasta cuando has de creer que puedes con esa carga, vas a permitir que ese peso te aplaste únicamente por no invocar la ayuda que viene del Cielo; este es el momento de que nos despojemos de toda carga y creamos que Dios toma control de ello.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén