EL RELOJERO DEL ALMA

Proverbios 20:24 dice:  "De Jehová son los pasos del hombre: ¿Cómo pues entenderá el hombre su camino?".

Hoy se habla mucho del "autoconocimiento" y de la "búsqueda interna". La psicología le dice al hombre moderno que el es dueño de sus sentimientos, y que por medio de una "atención consiente" puede elegir entre estar deprimido o animado, entre estar enojado o calmo, entre ser infeliz o dichoso.

Hoy se exalta el conocimiento de uno mismo, la búsqueda interior, el control de "yo", como la solución a nuestra existencia. Se insta a la búsqueda del "diálogo interno", como hablándonos a nosotros mismos, para escoger el mejor camino en la vida.

Nos preguntamos sinceramente: ¿Esto realmente funciona.? ¿Esta en el conocimiento de uno mismo la felicidad.? La demanda creciente de medicamentos para la ansiedad o para dormir va en aumento, así como las consultas a sicólogos.

Demostrando que el ser humano no puede, el sólo comprender su vida, o como dice la Biblia "entender su camino." Un sencillo ejemplo: Comparemos nuestra vida a un complicado aparato de relojería. Pensemos por un instante que somos relojes a cuerda, compuestos por intrincados mecanismos de engranajes, ruedas de transmisión, tornillos etc.

Supongamos que en un acto de autoconocimiento quisiéramos ver en detalle como está diseñado nuestra mecánica interna, como quien abre la tapa de un reloj para saber que hay dentro. A pesar de ver decenas de mecanismos que no entendemos.. queremos seguir indagando, en nuestro viaje de autodescubrimiento para ver como funcionamos por dentro.

Supongamos que vamos conociéndonos bastante, pero nos encontramos con una realidad: EL MECANISMO ESTA DETENIDO.

¿Que podemos hacer.....podrá un reloj darse cuerda a si mismo.? No! sino que necesita la mano de alguien que haga girar la perilla.! De la misma manera es nuestra vida sin Dios, nuestra maquinaria espiritual esta muerta sin El. Nuestra mente puede intentar sondear nuestra propia vida, pero a pesar de ello no alcanzamos la felicidad. Aparte de tener cuerpo y alma, nos encontramos con una región quieta y sin vida llamada espíritu. Así es que Dios, al crearnos, nos creó también con un espíritu, pero que por el pecado está muerto. Efesios 2:1 dice: “.. muertos en vuestros delitos y pecados”,

¿De que vale intentar conocernos a nosotros mismos, cuando el único que conoce los pasos del hombre es Dios.? ¿De que vale investigar nuestro mecanismo interno, si la solución está en la mano de nuestro Creador, que puede darnos vida.?

Estimado amigo/a: Quizá ya comprobaste que el autoconocimiento no te condujo a nada, sino que sigues luchando con las mismas pasiones y problemas de siempre. Tus tristezas, enojos, desesperaciones, intranquilidad, ya has probado que el autocontrol no las puede dominar. Por eso deja que Dios sea el relojero del complicado mecanismo de tu vida.

Como un reloj en manos del relojero, deja que él examine... y arregle hoy tu corazón.! El Salmos 139:23-24 dice: Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón: Pruébame y reconoce mis pensamientos: Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén