PACIENCIA. Capítulo ·9

Continuación del Tratado 1880.... de problemas y dificultades colgando sobre nuestras cabezas.

¿Podemos confiar en Él en esos momentos? ¿Podemos pacientemente confiar en Él cuando el mañana parece oscuro, solitario y temeroso, sabiendo que así como Él caminó con nosotros en el pasado, caminará con nosotros en todos nuestros días también?

El cristiano es paciente cuando en los eventos más oscuros de la vida no pierde el control sino que permanece firme en la convicción de que la obediencia a Dios es requerida en todo momento y en toda circunstancia.

El Apóstol Pedro dijo, "Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación" (2 Pedro 3:15). Por tanto, la paciencia de Dios o lentitud en liberar su ira, no es a causa de clemencia o indisposición a actuar. Más bien, su paciencia es una oportunidad para que Sus hijos se arrepientan y confíen en el Salvador. En su paciencia, el Padre espera, no deseando que ninguna alma perezca, sino que todas vengan al Salvador y confíen en Él.

Pacientemente, ¡Dios siempre espera! No solamente Él espera, sino que incluso nos busca con Su abundante amor: “… pasó por alto, en su paciencia, nuestros pecados”. (Romanos 3:25).

Con respecto a las circunstancias adversas o de prueba, la paciencia consiste en esperar persistentemente y mantener la fidelidad: “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia”. (Santiago 1:2-3).

El Señor exhibe a paciencia de la Iglesia:  "…Aquí está la paciencia y la fe de los santos”. (Apocalipsis 13:10). o conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado”. (Apocalipsis 2:2-3).

Hermanos, ¿Qué es paciencia? sufrir, sobrellevar, perseverar, aguantar, soportar, tolerar, consentir, sufrir con largo ánimo. Todo lo que signifique está ejemplificado en Cristo, y es un fruto del Espíritu, el cual se debe desarrollar en Él.

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde
correo electrónico:
mcalderó[email protected]óncr.com

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén