EL GOZO. Capítulo ·7

Ya hemos comentado sobre el fruto del Espíritu que es EL AMOR. Hemos dicho que este amor, es el amor de Dios con el que hemos sido amados; y de esa manera hemos de amar a todos, aún a los que se han declarado como nuestros enemigos.

En este tratado reflexionaré sobre EL GOZO, que es la segunda expresión del fruto del Espíritu Santo, y comprende al grupo de los frutos del Espíritu para con Dios. “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz,....” (Gálatas 5,22).

EL NUEVO DICCIONARIO BÍBLICO DE LA BIBLIA DICE DEL GOZO: “Alegría permanente que tanto el individuo que cree en Cristo, como toda la Iglesia están llamados a experimentar. No es simplemente una emoción, sino una calidad de vida basada en la eterna y segura relación del hijo de Dios con su Padre Celestial”.

LA PALABRA GOZO, VIENE DEL GRIEGO “CHARA”. Este “gozo”, no tiene que ver con circunstancias externas sino que resulta de la buena relación con Dios. Este gozo está en el corazón de aquel que aprende la voluntad de Dios y la obedece. El Salmista dijo: “El hacer tu  voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón (Salmo 40,8).

El Apóstol Pablo nos dice por medio de su carta a los hermanos de Filipo: “Regocijaos en el Señor siempre”.  • Porque Dios nos perdonó.  • Porque tenemos comunión con Dios y con el resto de los redimidos. • Porque tenemos la dicha de poder participar en su obra y porque tenemos una  esperanza viva. (Filipenses 4:4).

Si tenemos presente que el Señor está con nosotros en toda circunstancia, es fácil obedecerle y llevarse bien con otras personas. Si nos regocijamos en Él y fijamos nuestros ojos en Él en lugar de fijarlos en las personas, tendremos su gozo y paz. Nótese las admoniciones que Pablo da: estar firmes en el Señor; tener un mismo sentir en el Señor; regocijarse en el Señor; el Señor está cerca. Esto es «practicar la presencia de Cristo», verle en toda situación de la vida y dejarle que obre su perfecta voluntad.

I-  EL GOZO CRISTIANO ES TAN COMPRENSIVO Y PERMANENTE QUE PUEDE SENTIRSE: A) Al descubrir la voluntad de Dios. “Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo”. (Mateo 2:10). B) Al testificar por Cristo. “Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre” (Lucas 10:17). ......Continúa Tratado 1876....

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde
correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén