EL AMOR. Capítulo 6

EL AMOR: Es la primera expresión del fruto del Espíritu Santo, y comprende al grupo de los frutos del Espíritu para con Dios.

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz,....” (Gálatas 5,22).

LOS GRIEGOS TENÍAN CUATRO PALABRAS QUE TRADUCIMOS COMO "AMOR": 1. EROS - amor sexual, carnal. 2. PHILIA - el amor de los amigos cercanos. 3. STORGE - el amor de la relación familiar. 4. ÁGAPE - ese amor que busca solo el bien más alto de otros.

"Ágape tiene que hacerse con la mente: no es simplemente una emoción que se levanta espontáneamente en nuestros corazones; es un principio por el cual vivimos deliberadamente. Ágape tiene que hacerse soberanamente con la voluntad." (Barclay).

En 1 Corintios 13, leemos que las características del amor son: Sufrido, benigno, no tiene envidia, no guarda rencor, no se envanece, no es injurioso, no busca lo propio, no se irrita, no piensa mal, no se goza de la injusticia, se goza de la verdad, todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta. Es decir que, cuando en nuestra vida se manifiestan estas virtudes, es evidencia de que se está produciendo el fruto del Espíritu.

EL AMOR DEBE MANIFESTARSE EN:

A. AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS, Lucas 10:27: Es uno de los mandamientos que Dios dejó escrito en la ley mosaica y lo repite Jesús. Debemos amarle con todo nuestro corazón, toda nuestra alma, todas nuestras fuerzas y toda nuestra mente, es decir, nuestro ser integral.

B. AMARNOS UNOS A OTROS, Juan. 15:17:  El Señor Jesús nos insta a amarnos unos a otros (Ro. 12:10). Amarnos unos a otros conlleva buscar el bien común, y eso le agrada a Dios, por eso en el Salmo 133:1 se nos dice cuán bueno y agradable es que los hermanos habiten juntos en armonía.

C. AMAR A NUESTROS ENEMIGOS, Mateo 5:44:  El Señor Jesús nos pide que los amemos y que oremos por quienes nos persiguen, porque ese es el ejemplo de Dios, nuestro Padre, que cuando éramos sus enemigos, por medio de la muerte de su Hijo fuimos reconciliados con Él (Romanos 5:10), así que cuando amamos a los que nos lastiman,.......Continúa Tratado 1874......

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde
correo electrónico:
mcalderó[email protected]óncr.com

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén