Donar

¿DÓNDE SE ORIGINA EL RUMOR?

Número 1846

ImprimirCompatir por email Versión paginada

El chisme se encuentra en todas partes y en todas las Iglesias, pero en algunas iglesias el espíritu de chisme se encuentra como principado. Iglesias enteras se han dividido por estas familias o personas que han tomado como deporte el chisme.

El rumor levanta y destruye las vidas de las personas; dice Números 14;36: "Los hombres que Moisés envió a reconocer la tierra y que al volver habían hecho murmurar contra él a toda la congregación, desacreditando aquel país."

El chisme fue uno de los elementos por los cuales el pueblo perdió el gozo de entrar a la tierra prometida. Si a las armas las carga el diablo, las municiones las esconde en la boca. El chisme seduce, hipnotiza, fascina, atrae, encandece; dice Proverbios 18:8.

Las palabras del chismoso son como bocados suaves que penetran hasta las entrañas. Los rumores están vivos porque la gente cree en ellos. Cada rumor tiene su mercado: hay gente que le encanta chismear sobre cosas de la iglesia, o acerca de cuestiones de la denominación o sobre determinado ministerio, o acerca de ciertas personas, o sobre los pastores.

Una definición. El conocido G. Allpor define rumor: "Es una proposición específica para ser creída, que pasa de persona a persona, generalmente por vía oral, sin medios seguros de prueba para demostrarla."

Para Knapp es: "Una declaración formulada para ser creída como cierta, relacionada con la actualidad y difundida sin verificación oficial." Así, podemos decir que el rumor es una información difundida sin verificación oficial, es decir, una explicación no verificada de los acontecimientos. Cuando uno habla de aquello que la fuente original no ha confirmado, se transforma, no en un comunicador, sino en un cómplice del chisme; en un chismoso.

El chisme nace de una voz que casi nunca se puede identificar. Pero esto no es lo importante, ya que el rumor es siempre una construcción grupal en forma espontánea y sin planificación. Todos los que participan o comentan el rumor son sus constructores, puesto que cada uno aporta algo al mismo.  

Todos captamos lo que sucede en el mundo exterior por medio de nuestra percepción.   Nuestra percepción no es infalible; en la mayoría de las veces nos da una información falsa, distorsionada, y nosotros la creemos como verdadera. En este sentido, los rumores Nacen de la mala INTERPRETACIÓN DE UN MENSAJE.

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderón@casadeoracióncr.com

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema
Busca tratados con contenidos similares

Oración de aceptación en audio:

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad desalvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en elLIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

 

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo