FRUTO DEL ESPÍRITU Y PODAR. Capítulo ·2

FRUTO: ¿QUÉ ES?    Para ponerlo fácil yo diría que fruto es una vida cambiada, centrada en Cristo, una vida a la que  hemos muerto a nosotros mismos para que Cristo viva a través de nosotros (Gálatas 2:19-20). Una vida que busca complacer a Dios y no a uno mismo o a la gente; una vida cuyo tema central y prioridad es Dios.

Veamos lo que dice la Escritura: Gálatas 5:22-25  “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.”

No sé mucho de jardinería, pero sé desde que estaba en la escuela que para que una planta pueda producir fruto necesita ser podada de vez en cuando. Como quiera, ésta no es una definición completa. Buscando en Internet encontré la siguiente definición en Wikipedia: (ver: http://es.wikipedia.org/wiki/Poda).

“Podar es el proceso de recortar un árbol o arbusto. Hecho con cuidado y correctamente, la poda puede incrementar el rendimiento del fruto;  así, es una práctica agrícola común. En producción forestal se emplea para obtener fustes más rectos y con menos ramificaciones, por tanto de mayor calidad. En arbolado urbano su utilidad es, por un lado, prevenir el riesgo de caída de ramas, y por otro controlar el tamaño de árboles cuya ubicación no permite su desarrollo completo.”

Toda planta necesita ser podada. Toda planta necesita del agricultor que la podará y dirigirá su crecimiento a la forma deseada, el cual cuidará de su salud y removerá las partes dañadas y la limpiará para que así produzca más fruto. Lo mismo es una verdad para nosotros como ramas de la Vid que es el Señor Jesucristo. Nosotros también necesitamos ser podados y ¿qué crees?  ¡Nosotros también tenemos un agricultor que se encarga de ello! De nuevo Juan 15 dice: 

Juan 15:1-2 : “Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto”.

El Padre es quien se encarga de podar. Recuerda que es necesario podar,  ¡se tiene que hacer! ¡Sin este importante proceso no podemos crecer! Y afortunadamente contamos con alguien que cuida de ello: nuestro Padre...Continúa Tratado 1865....   

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde
correo electrónico:
mcalderó[email protected]óncr.com

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén