LOS GNÓSTICOS

El gnosticismo es un movimiento filosófico religioso racionalista, con tendencias exclusivistas de origen griego que se remonta a los orígenes del cristianismo. La palabra gnosis, significa “conocimiento”. Todos los grupos gnósticos pretenden poseer una gnosis o “conocimiento secreto”, un conocimiento especial sobre los secretos del universo. Ellos creen que unos pocos selectos tienen el derecho para llegar a este “conocimiento secreto”, los cuales son alumbrados o instruidos. Para ellos este conocimiento no es producto de un esfuerzo intelectual, sino es el resultado de la revelación divina y este conocimiento o gnosis es su redención.

Insisten en que ellos enseñan ciencia mágica. Dicen que ellos enseñan un secreto para aprender a viajar en cuerpo astral y que uno puede así ir personalmente a hablar con Jesucristo al mundo invisible y verlo y tocarlo..  Y que los que reciban el espíritu que ellos saben dar, pueden conversar con las almas de los muertos y con los ángeles y ver ahora ya a Dios cara a cara.

Afirman los Gnósticos que después de muerto el cuerpo, sigue el alma por ahí dando vueltas Que  hay que reencarnarse 108 veces. Que uno empieza reencarnándose en un animal y luego 108 veces como humano. Si termina mal vuelve otra vez a empezar a reencarnarse. Eso enseñan los Gnósticos, como verdad indiscutible, siendo una solemne falsedad.

En este tiempo es necesario “sacar a la luz las obras de los que pertenecen a la oscuridad” (Efesios 5,11), debido a que “Dios es luz y en Él no hay ninguna oscuridad” (1 Juan 1,5). La luz es símbolo de la santidad, la verdad y la vida, y la oscuridad, símbolo del pecado, la mentira y la muerte.

Para ellos Cristo no era el Dios Hombre, el Verbo de Dios; era un ente más que con el “conocimiento” que trajo de Dios, el hombre se podría salvar y por tanto, el gnosticismo niega el sacrificio expiatorio de Cristo y la necesidad de Él, niega también la Encarnación, muerte y resurrección de Jesús. Estos conceptos paganos penetraron en la Iglesia a principios de la era cristiana. Por esta razón, el apóstol Pablo en la carta a los Colosenses insiste en la divinidad de Cristo (Col 1,12-20; 2,3-5) al igual que el apóstol Juan (Juan 1,1-18). El enfrentamiento de Pablo con los gnósticos, constituye uno de  los capítulos más brillantes de su trayectoria teológica.

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén