CAMINATAS EN ORACIÓN.

¡Que privilegio es vivir en este tiempo! La iglesia del Señor Jesús nunca ha crecido tanto. Pero en todo nivel en el mundo se libra una batalla espiritual y las fuerzas infernales no están cediendo fácilmente. Las fortalezas solo caerán si usamos las armas que Dios nos ha dado.

El Espíritu Santo está llamando a la iglesia para que salga de sus cuatro paredes y pase a poseer la tierra que Dios nos ha dado.

"El Señor prometió que todo lugar que pisare la planta de vuestro pie", será nuestro (Josué 1,3). Esto es más que una parábola. Esta es una verdad bíblica que requiere que la iglesia salga de sus cuatro paredes y comience a caminar y a orar. Cuando la Iglesia lo hace, ocurren cosas dramáticas. Primero, la iglesia se concientiza de la realidad del mundo que la rodea y al que debe llevar la Palabra. Segundo, a medida que se camina y se ora por cada casa del vecindario, se logra el cumplimiento del mandato divino dado en 1 Timoteo 2,8 de que se ore en todo lugar por todos los hombres. Y tercero, las fuerzas diabólicas que han cegado el entendimiento de los que aún no han respondido al evangelio son desafiadas y derrotadas y, por consiguiente huyen, posibilitando que mucha gente reciba la verdad del evangelio.

La iglesia evangélica latinoamericana se esfuerza por enviar misioneros a continentes como el África y el Asia; y no quiero decir que esto sea negativo, jamás, pero, se olvida que hay más de 547 millones de católicos en América que no conocen a Jesucristo como su Señor y Salvador. Precisamente, eso es responsabilidad de un pueblo evangélico que muchas veces se ha encerrado en las cuatro paredes y se ha olvidado que tiene que insertarse en la sociedad y rescatar las almas perdidas para nuestro Señor Jesucristo.

En Japón, el movimiento de CAMINATAS DE ORACIÓN está generando extraordinarios frutos de liberación. Estas caminatas están ocurriendo por todos lados de Japón. Involucrando misioneros, japoneses y voluntarios extranjeros. ¿Qué está sucediendo? 1) el avance del reino de Dios en Japón; 2) un sentido de unidad más profunda entre los cristianos de Japón; 3) muchos japoneses fueron introducidos al concepto de caminata de oración por primera vez y continúan en el ministerio; 4) hay un espíritu de denuedo y motivación en cuanto a lo que El Señor está haciendo en Japón

Autor: Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén