HALLOWEEN, TRUCO DE SATANÁS.

Es preocupante el estado de corrupción espiritual en que nos encontramos hoy. Ya no se da mucho valor a los principios morales y espirituales que heredamos de nuestros padres y abuelos. Principios y valores que tenían mucho fundamento en la Biblia, si es que no eran totalmente bíblicas. Hoy se dice que estamos en una era altamente tecnológica, y que eso de la Biblia y sus principios simplemente nos hacen regresar al pasado y a sus tradiciones poco civilizadas.

Lo irónico es que se rechazan esas buenas cosas del "supuestamente" pasado, pero se dan libertades para que las costumbres ocultistas de la antigüedad se practiquen abiertamente. La astrología, los horóscopos, la adivinación y la brujería, que vemos a diario en todos los medios de comunicación, y que se infiltran a través de juegos y fiestas como Halloween, no son otra cosa que puertas hacia el ocultismo y satanismo. Estas costumbres paganas fueron prohibidas por Dios.

"Costumbres paganas" son prácticas que no son cristianas o que están en contra de los mandamientos de Dios. En la Biblia en el libro de Deuteronomio, capítulo 18,10-12 leemos: "Que nadie de ustedes ofrezca a su hijo en sacrificio a su hijo, haciéndole pasar por el fuego, ni practique la adivinación, ni pretenda predecir el futuro, ni se dedique a la hechicería, ni a los encantamientos, ni consulte a los adivinos y a los que invocan a los espíritus, ni consulte a los muertos. Porque al Señor le repugnan los que hacen estas cosas".

Satanás ama Halloween porque engrandece a los poderes de la oscuridad, y atrae a los niños a su campo. ¡Y le está saliendo bien! La brujería está creciendo hoy de manera alarmante, entre los jóvenes. ¡Abramos los ojos! La fiesta de Halloween es una fiesta de Satanás y no es un "juego de niños" como creemos. Satanás es el padre de la mentira (Juan 8:44), el enemigo de Dios y de todos los hombres. Se disfraza de ángel de luz (2 Corintios 11:14) para engañar al mundo y hacernos creer que Halloween es solamente es un juego inocente. Pero debemos entender que para Satanás "no hay juegos", le basta que participemos inocentemente, después él mismo se encargará del resto. Recuerda que Satanás nunca da algo por nada. Satanás es un engañador y maestro. Halloween es simplemente uno de sus trucos. "Cualquiera que celebre Halloween, con o sin conocimiento, se está uniendo a celebrar con Satanás". Pero podemos hacerle frente con el poder de Dios y en el Nombre de Jesús.

Autor: Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén