UNA IGLESIA MUERTA

El Espíritu Santo, a través de la profeta Adriana dijo: " Quiero que estén calientes" (Lunes 28 de mayo 07). Para profundizar en la idea del Señor, quiero reflexionar sobre una Iglesia que parecía caliente, pero la revelación del Señor mostró que estaba muerta.

¿Quién es esa Iglesia? Me refiero a la Iglesia de Sardis. Te invito a leer Apocalipsis 3, 1-6. En el versículo 1 dice: " ....Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives y estás muerto".

La iglesia de Sardis era nombrada como "muerta". Aparentemente estaba viva. Tenía "la reputación de estar viva". Parecía espiritualmente vibrante por fuera, pero espiritualmente muerta. La iglesia sólo era cristiana de nombre. Esto recuerda el mordaz reproche de Cristo a los Fariseos quien dijo: "Por fuera lucen hermosos pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de podredumbre" (Mateo 23:27).

Dice G.R. Beasley-Murray: "La apariencia [de la iglesia de Sardis] es de un cadáver bellamente adornado en un salón fúnebre, y el Señor no puede ser engañado". La iglesia necesitó avivar el Espíritu viviente de Dios para venir a la vida.

¿Cuál era el motivo por el que la iglesia era declarada como muerta y que necesitaba reavivar? No había ninguna indicación de persecución, o problemas de influencias externas, no existía herejías dentro de la iglesia, en contraste con algunas de las otras iglesias, las cosas parecían ser pacíficas y religiosamente correctas, quizás era una iglesia demasiada buena para ser verdad, su apariencia religiosa apropiada sólo puede haber significado que tenía un completo y silencioso compromiso con la verdad y la sociedad pagana a su alrededor.

Eso podría explicar su calma y su sosegada apariencia exterior. George Eldon Ladd definió a la iglesia de Sardis como "un cuadro de cristiandad nominal, exteriormente próspero, ocupado con actividades religiosas externas, pero desprovisto de vida y poder espiritual".

Pablo había descrito a tales cristianos diciendo que parecían bastante religiosos pero que negaban el poder de Dios en sus vidas (2 Timoteo 3:5). Esta comunidad de la iglesia muerta en vida necesitaba el poder de Dios para devolverlos a la vida. Cristo le dio una orden por consiguiente a Sardis para que ¡Despierten! (3:2). JESÚS LOS LLAMÓ DE LA APARIENCIA A LA EXPERIENCIA.

Autor: Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

   ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén