DIEZ MANIFESTACIONES DE LA IRA

Usted habrá oído hablar de la adición al alcohol, al juego, a la comida, a las drogas, a comprar cosas. Pues también hay personas que tienen adición a la ira. ¿Cuándo se puede decir que una persona es adicta a la ira? Cuando no tiene control sobre la ira y ésta es algo crónico, compulsivo. Entonces esa persona es adicta a la ira.

Santiago 1,19-20 dice: "Sabed, mis amados hermanos: todo hombre sea pronto para oír, lento para hablar y lento para la ira. Porque la ira del hombre no lleva a cabo la justicia de Dios".

Hay manifestaciones de la ira que se presentan de forma diferente. He aquí diez de ellas:

1- El Actor: Es teatral, grita, gesticula con el dedo índice en el aire, tira las puertas, golpea la mesa, tira objetos y hace berrinches.

2- El Verboso: Expresa toda su ira verbalmente a la vista de todos, nunca deja negativo enterrado, lo reparte todo entre los que le rodean.

3- El Humillador "bromista": Hace comentarios cargados, que aparentan cumplidos, mas le agrada una broma negativa, no entiende la reacción posterior de las personas.

4- El Sincero: Siempre afirma decir la verdad, se cree incapaz de mentir, sus comentarios los llama franquezas, pero siempre comenta lo que duele.

5- El Chismoso: Hace comentarios sobre otros, rompiendo las relaciones.

6- El Acusador: Responsabiliza a otros de su ira. Dice nunca haber hecho algo malo, sino que todos se ensañan contra él.

7- El Sermoneador: Siempre recuerda los detalles y fechas de los acontecimientos negativos. Posee además, una gran capacidad crítica.

8- El Rellenador: Se traga la ira, no se da cuenta que es ira, pues reprime sus sentimientos.

9- El Coleccionista: Colecciona desilusiones y resentimientos y los saca de golpe, cuando siente que ha aguantado bastante. Mientras colecciona, "no quiere hablar de eso".

10- El justiciero: Reparte parejo su ira almacenada, pues cree en la igualdad de oportunidades. Le encanta las discusiones fuertes.

¿Siente ira por alguien? ¿Ha causado daños a consecuencia de este defecto? Pide al Espíritu Santo que tome control de ese fruto carnal.

Autor: Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com  

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén