PÉRDIDA DEL EMPLEO

La empresa Gallup, que se dedica a encuestar gente en los diferentes continentes, ha llegado a la conclusión de que lo que más preocupa en todas partes es la situación económica y que la mayoría de la gente opina que si pudiera arreglar su deficiente economía se le acabarían la mayoría de las preocupaciones.

Un estudio que se hizo sobre causas que generan depresión, se determinó que la pérdida de empleo alcanza un 47 % , ubicándose en el puesto número 7.

Un estudio reciente informa sobre lo que genera cada 1% de aumento del desempleo: * 4,3% de hombres y 2,3 % más de mujeres entran a los hospitales por primera vez, * 4,1% más de personas se suicidan, * 4,7 % más son asesinadas, * 4 % más entran a las prisiones, * 1,9 % más mueren por ataques cardiacos, cirrosis del hígado y otros males relacionados con las tensiones, *Los malos tratos sobre niños y cónyuges aumentan.

Es importante acercarse a la persona que está sin empleo, y recordarle que no está solo-a, que hay muchos otros-as que tienen las mismas dificultades. No se le debe atacar por su pérdida de empleo. No debe sentirse menos valioso. No hay razón para que pierda su respeto de sí mismo ni para que se sienta fracasado-a.

Es importante, fundamental, que la persona acepte a Cristo en su corazón. Decirle que siga confiando y que no se deje llevar por el pánico, porque Dios le conoce, le ama y le cuida. Debe aprender a confiar en el Señor.

Es clave invitar a la persona a orar personalmente y acompañarla uno en oración, pidiéndole a Dios que le ayude a resolver las dificultades económicas y satisfacer las necesidades de su familia .

Es aconsejable sugerirle al desempleado, que no descargue sus frustraciones sobre su cónyuge o sus hijos. La familia no le debe abandonar. Todos están juntos en las dificultades y la crisis puede servir, realmente, para fortalecer la solidaridad familiar. Debe resultarles muy útil el orar juntos, como familia.

Es muy importante, casi determinante creer en lo que dice la Biblia: " Yo fui joven, y ya soy viejo, pero nunca vi desamparado al hombre bueno ni jamás vi a sus hijos pedir limosna " ( Salmo 37,25).

" A todo puedo hacerle frente, gracias a Cristo que me fortalece ...... Por lo tanto, Mi Dios les dará a ustedes todo lo que les falte, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús. (Filipenses 4,13 y 19)

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén